Tsai Ing-wen, líder del principal partido de oposición en Taiwán, se convertirá en la primera mujer presidenta de la isla, después de que la formación en el poder, Kuomintang (KMT), reconociera su derrota en la elección presidencial del sábado.

"Lo siento. Hemos perdido. El KMT ha sufrido una derrota electoral" admitió el candidato presidencial del KMT, Eric Chu, en una alocución ante seguidores en la sede del partido en Taipéi.

Tsai Ing-wen, líder del Partido Democrático Progresista (PDP), será así la primera mujer en acceder a la jefatura del Estado en Taiwán.

Esta antigua profesora universitaria de 59 años sucederá al actual presidente, Ma Jing-jeou (KMT), quien puso en marcha una inédita política de acercamiento con Pekín.

Según un recuento difundido previamente por la televisión taiwanesa FTV sobre más del 50% de los votos, Tsai encabezaba claramente el recuento con 58,1% de los votos. El candidato oficialista Eric Chu, de 54 años, quedaba muy distanciado, con 32,5% de votos, según esta fuente.

Tsai, que ya era favorita de los sondeos, pudo beneficiarse de la desconfianza de una parte de los electores taiwaneses hacia China y de su frustración con el estancamiento de la economía.

Las relaciones con Pekín mejoraron desde la llegada al poder en Taiwán de Ma en 2008, alcanzando su momento más alto a finales de noviembre en una reunión histórica en la isla con el presidente chino, Xi Jinping, la primera desde la separación de ambos territorios hace más de 60 años.