El Santuario Cristológico Arquidiocesano de Nuestro Señor de Esquipulas, ubicado en el Municipio de La Conquista, Departamento de Carazo se ha visto abarrotado de devotos en estos días, quienes llegan a venerar la sagrada imagen del “Cristo Negro” a como le llaman cariñosamente.

Esto como parte de las Fiestas Patronales que se celebran cada mes de enero en honor al Señor de Esquipulas, el cual, según la Leyenda, hace muchos años a la orilla del río que bordea el poblado, apareció una diminuta imagen del “Cristo Negro”, la cual fue identificado por el sacerdote como el Señor de Esquipulas.

Esta pequeña imagen aún se conserva y peregrina las comarcas rurales del Municipio durante 15 días, con el tiempo se mandó a hacer y traer de Guatemala la imagen de tamaño natural que aún se conserva y se encuentra entronizada en el altar mayor del templo.

El 14 de enero se realizó una vigilia y serenata en honor al Señor de Esquipulas en el atrio del templo, donde cientos de devotos se dieron cita para orar y cantar al Señor Jesús representado en esta imagen.

El 15 de enero, día en que la Iglesia Católica celebra la Fiesta del Señor de Esquipulas se celebró una Solemne Misa en el templo, la cual estuvo presidida por Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, como parte de las celebraciones, Monseñor Báez dio apertura a la Puerta Santa o Puerta del Perdón del Santuario, puerta por donde pasarán los peregrinos en este Año Jubilar que ha dispuesto el Papa Francisco como el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Monseñor Báez hizo énfasis en la importancia de la celebración del Señor de Esquipulas: “Es Nuestro Señor Jesucristo, quien ha querido obscurecer su color de piel para asemejarse a nosotros los mestizos, los americanos, para hacerse propio y personal en cada uno de nuestros corazones, el verbo encarnado que dio su vida por cada uno de nosotros, para nuestra salvación en la cruz del Calvario”, subrayó.

“Es para mí un honor celebrar la Eucaristía en este Santuario Cristológico, hoy abrimos la puerta santa, ya que este templo ha sido dispuesto por el Cardenal Leopoldo Brenes para ganar indulgencias plenaria en este año del Jubileo Extraordinario de la Misericordia que ha convocado el Papa Francisco”, destacó el prelado, quien también celebró con la feligresía un aniversario más de su consagración como Sacerdote de la Iglesia Católica.

Al finalizar la celebración eucarística, la venerada imagen salió en procesión por las calles del pueblo en hombros de sus feligreses. En las casas de los devotos se repartieron comidas y bebidas tradicionales a quienes acompañaban el recorrido.

La procesión se dirigió bajo el inclemente sol bajando hacia el río “Cascalojoche”, en el punto conocido como “La pilita del Padre”, donde se cree que apareció hace muchos años la imagen del Señor, en ese lugar las y los devotos recogían agua en envases, ya que la consideran bendita y sanadora, también fueron rociados con agua de “La Pilita” por el sacerdote.

“Es una alegría esta celebración de nuestro Cristo Negro, yo vengo desde Granada a pagar mi promesa, le tengo mucha fe porque él es el mismo Señor Jesús que nos ama y nos cuida con mucho cariño”, dijo la señora Luisa González.

“El Señor de Esquipulas es el hijo de Dios, él es nuestro Salvador, vino al mundo para redimirnos, esta imagen lo representa con un color obscuro porque la gente de color negra quería que Jesús se apareciera de su color y así lo hizo porque nos ama a todos sin ninguna discriminación”, expresó el Señor Luis Pérez Chávez.

En La Conquista se celebra al Señor de Esquipulas en dos ocasiones, en el mes de enero, en el día propio y en cuaresma, con los víacrucis y peregrinaciones cuaresmales en las que participa el Cardenal Leopoldo Brenes con las distintas zonas de la Arquidiócesis de Managua, en el tercer viernes de cuaresma, el templo se vuelve a ver abarrotado de fieles que también llegan a dejar sus ruegos a los pies del Señor.

La Alcaldía del Poder Ciudadano de La Conquista organizó distintas actividades recreativas y culturales para el deleite de los devotos y visitantes en estas fechas, también realiza reparticiones de comidas tradicionales y apoya en su totalidad a la Iglesia Católica, al Comité de Fiestas y a la Cofradía del Señor de Esquipulas.