El sacerdote señaló que en Nicaragua se ha ido afianzando el clima de paz, de tranquilidad, de confianza y de democracia en el cual la juventud de manera particular va a elegir a las personas que van a regir los destinos de los 153 municipios de este país y en esa elección será el pueblo nicaragüense, cada ciudadano el que va a estar representando en cada una de esas alcaldías, en cada uno de esos candidatos.

“Realmente considero y siento el ambiente absolutamente propicio para que todos desde ya nos estemos preparando en un contexto de alegría, entusiasmo, fraternidad, comunicación, tolerancia y de participación democrática para estar preparados para ir el primer domingo de noviembre para emitir nuestro voto para estas próximas elecciones municipales”, manifestó Eslaquit.

Mayor participación ciudadana

Según el Padre Neguib, la reforma a la Ley Electoral y  la Ley de Municipios que se introdujo y fue aprobada por la Asamblea Nacional, en cuanto a otorgar 50% de participación a candidatos varones y de candidatas mujeres, así como la ampliación en el número de los concejales, es un aporte extraordinario para una mayor participación ciudadana en las decisiones de cada municipio del país.

“Va a haber una diversidad dentro de la unidad para que se puedan exponer los problemas más urgentes, pero también para darle solución, considero que esta participación equitativa de mujeres, de varones y la ampliación del número es otro éxito más de este modelo de restitución de derechos de todo el país, que consolida un proceso más democrático, más de ampliación, más de consenso, en donde todos los nicaragüenses podamos emitir y dar nuestros consejos en nuestras elecciones municipales de una manera fraterna y muy alegre”, apuntó el prelado.

Debemos elegir a quien representa al pueblo y no a una persona

El Padre Eslaquit instó al pueblo nicaragüense a hacer su elección basados en lo que más le conviene a la población, a los municipios, a la ciudadanía en general y no basarse en una persona, sino velar porque se continue restituyendo los derechos de los y las nicaragüenses.

“En primer lugar le debemos pedir al Espíritu Santo que nos regale uno de los dones maravillosos que se llama inteligencia, que significa entendimiento, la inteligencia significa que nosotros podamos leer por dentro de las cosas, que podamos discernir, que podamos sopesar y ver qué es lo que está realizando una alcaldía municipal en cada municipio del país con este modelo que es inclusivo, un modelo de consenso para poder seguir trabajando todos unidos en paz”, expresó.

Comentó que dadas las circunstancias que muchos jóvenes ejercerán su derecho al voto por primera vez en estas elecciones municipales, deben hacerlo escogiendo al candidato más idóneo para seguir en este modelo de continuar construyendo esa Nicaragua más fraterna, más digna, más inclusiva.

“Todos nosotros debemos trabajar unidos, unidos somos la alegría de vivir en paz. Porque cuando todos nosotros estamos unidos formamos una fuerza, una fuerza para llevar una batalla en contra de la pobreza, del egoísmo, de la indiferencia. Todos estamos invitados para tener la capacidad de poder seguir teniendo la inteligencia para seguir construyendo y seguir en estos rumbos, en estos caminos y en estas rutas de prosperidad que significa seguir avanzando con pie firme, consolidando la victorias que tenemos e ir soñando nuevas victorias”, agregó el Padre Neguib.

“Estoy seguro que los nicaragüenses vamos a elegir el candidato que representa no a una persona especifica, por ejemplo mi candidato se llama el pueblo, mi candidato se llama el ciudadano, mi candidato se llama el pueblo nicaragüense que necesita seguir restituyendo sus derechos y seguir dignificando su vida conforme a los planes del Señor Jesucristo”, puntualizó el párroco de Dolores, Carazo.