La extensa nube tóxica formada por un escape de gas en la terminal uno del puerto de Guarujá afecta hoy los municipios de Santos, São Vicente y Praia Grande y genera alarma entre pobladores del litoral brasileño de Sao Paulo.

Según el más reciente parte preliminar de la Defensa Civil, 66 personas recibieron atención médica en varios puestos de salud con síntomas de irritación en los ojos y problemas respiratorios por inhalar el humo.

Equipos de Cuerpo de Bomberos, de la Defensa Civil y el Ejército fueron movilizados, pues se estima que el humareda fue provocado por la reacción del agua con ácido dicloroisocianúrico, almacenados en 12 contenedores, en un área de la terminal uno del puerto.

El accidente se registró la víspera, causó poco después un incendió que daño 25 contenedores y provocó la evacuación total del persona de esa instalación.

El Cuerpo de Bomberos de Guarujá informó que continúan las labores para enfriar la zona y detener el escape de gas.

Un total de 23 carros cisternas, un navío y un remolcador participan en las labores para apagar las llamas, mientras se mantiene evacuada toda un área de 100 metros alrededor de la zona del siniestro.

Imágenes de canales de televisión mostraron la niebla que invadió varias partes de Guarujá y provocó la interrupción del tránsito por la Avenida Santos Dummont, la principal del municipio.

Los pobladores se mantienen en sus casas y utilicen mascaras y paños húmedos para evitar cualquier afectación por este humo toxico, mientras la nube alcanzó las ciudades Santos, São Vicente y Praia Grande.

La compañía Docas del Estado de São Paulo (Codesp), responsable del almacén, confirmó en un comunicado que la reacción del agua con ácido dicloroisocianúrico causó una reacción química que pone en riesgo la salud de las personas que entran en contacto con este gas.