La Dirección de Vigilancia y Patrullaje de la Policía Nacional reforzó e intensificó su labor en los diferentes barrios de la capital, específicamente en los ubicados en el Distrito VII con el propósito de fortalecer la seguridad ciudadana y evitar la ocurrencia de delitos.

Unos 20 efectivos policiales trabajaron supervisando, requisando y haciendo retenes de control en diferentes calles del barrio Primero de Mayo, Villa Flor Norte y Sur, Villa Venezuela, Villa Libertad, entre otros.

A los conductores se les solicitaba sus documentos para chequear su estaban en orden, mientras a las familias en sus viviendas se conversaban para conocer sus inquietudes en torno al tema de la seguridad ciudadana.

“Lo que pretendemos es reducir a su mínima expresión los delitos, sobre todos aquellos que se pudieran darse después de las siete de la noche, este es un esfuerzo orientado por el Presidente Daniel Ortega, Jefe Supremo de la Policía Nacional, porque la preocupación es que las familias tengan tranquilidad y paz en todos los barrios”, expresó la Inspectora Karla Cerda.

Indicó que este trabajo se continuará realizando en los siguientes días y de manera permanente en otros distritos de la capital, para eso se están realizando relevos con todo el personal que trabaja en el citado departamento policial.

“Queremos dar seguridad y tranquilidad a los ciudadanos de este sector, aquí vamos a intervenir con motocicletas, patrullas y caminatas a pie en los andenes de la Primero de Mayo”, agregó Cerda.
Las familias de la colonia Primero de Mayo, aplaudieron los planes policiales, porque esto permite que la delincuencia la piense, una y hasta tres veces para cometer un delito.

“Este trabajo es bueno porque garantiza un poco de tranquilidad, pero esperamos que sea más seguidos porque en estas zona hay muchos sujetos que cometen robos, pero con esto se neutralizan esas intenciones y nosotros podemos venir más seguido al parque, se le agradece ese trabajo policial”, afirmó don Carlos López Sotelo, poblador de esta popular colonia.

La señora Matilde Cárcamo, que vive cerca de la iglesia católica del barrio, sugirió a los oficiales, a realizar más rondines en el sector de la cancha de fútbol "Conchita Palacios" que construyó la Alcaldía de Managua, dado que en esa zona hay mucha presencia de jóvenes que llegan a practicar deportes y cuando salen del complejo deportivo, han sido asaltados.

“Es necesario esa presencia policial porque garantiza seguridad en nuestros barrios, pero también se debiera hacer más seguido en ese lugar del campo de fútbol”, sugirió doña Matilde.