Las actividades recreativas son organizadas por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de los jóvenes de Promotoría Solidaria, quienes con mucho amor y solidaridad por la niñez y familias nicaragüenses, se entregan de lleno para darles bellos mementos inolvidables.

Carlos Lazo Santera, quien es coordinador del Canopy Tour, explicó que este osado deporte está teniendo una buena aceptación por los visitantes, quienes han sentido la adrenalina a más de 14 metros de altura sobre un sistema de plataformas unificado, y donde los más resueltos se desplazan anclados en los alambres de acero por más de 400 metros.



“La gente está feliz porque el Gobierno del Comandante Ortega les ha restituido el derecho a la diversión, un derecho que les había sido negado durante los años neoliberales, y ahora vienen aquí muy contentos, y hemos tenido una gran afluencia de niños, jóvenes y adultos, donde solo la semana pasada se lanzaron unos 700 personas, y hoy ya llevamos otros 200, a la gente le encantan estas actividades y se la está pasando muy bien”, manifestó el también Promotor Solidario.

Rosa Mairena González, quien recorrió la Avenida Bolívar hasta Plaza La Fe con su carrito de riquísimos Hot Dogs, explicó  que las personas que han asistido a las diferentes actividades recreativas también han ayudado a incrementar las ventas de los pequeños negocios familiares.

“En mi caso, me ha ido muy bien, he ido dos veces a mi casa a traer más productos, y creo que además a los otros vendedores ambulantes les ha hecho bien estas fiestas recreativas que promueve nuestro Gobierno Sandinista, me siento muy augusta, y creo que quienes visitan este bello lugar también piensan lo mismo, todo ha sido con alegría y con la paz que nos caracteriza”, destacó la comerciante.



Durante las actividades recreativas que desarrolla el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, por orientaciones del Presidente Daniel Ortega, también se puede apreciar una gran cantidad de Coches Coloniales los cuales recorren todo el perímetro del Obelisco Juan Pablo Segundo, en el Centro de la Plaza la Fe, y derredores de la gigante Concha Acústica.

Julio César Montiel, quien conduce uno de estos atractivos coches, explicó que estos paseos han tenido una gran aceptación por las familias, quienes no dejan de sentir el agrado de pasearse cerca del Malecón de Managua.

“Esta es una tradición donde simplemente nosotros venimos desde Granada con nuestros coches, y a la gente le encanta dar un paseo divertido y creo que se transporta a otro tiempo, y esto representa una aventura para ellos, y por eso creo que estas actividades que está desarrollando nuestro gobierno revolucionario son importantes”, expresó Montiel.

Durante el trayecto de la Avenida Bolívar, cientos de niños y niñas, acompañados de sus padres y madres, disfrutan del viaje en los buses “Pelones”, los cuales van recorriendo lentamente sobre esta calle histórica de la capital, donde los espectadores pueden apreciar la imponente Catedral antigua de Managua y el Coloso Teatro Rubén Darío, en un viaje que resulta ser inolvidable.