Una nueva expulsión de gases ocurrió al final de la tarde de este miércoles en el volcán Momotombo.

La actividad fue registrada por las cámaras de vigilancia del INETER instaladas en dirección al coloso.

En las imágenes se observa una columna de gases escapar del coloso y cubrir parte de sus faldas.

Aunque esta expulsión de gases no fue tan intensa como anteriores, ocurre un día después de que el volcán emitiera una de sus explosiones más fuertes este martes, cuando la pluma de gases y cenizas alcanzó hasta 4 mil metros de altura.

El volcán Momotombo, uno de los más representativos de la geografía nacional, permaneció dormido durante 110 años, hasta que el pasado 1 de diciembre registró una intensa actividad en la que incluso hubo expulsión de lava.

Toda esta actividad no ha representado un peligro inminente para las familias. Sin embargo, el Gobierno a través de las instituciones nacionales y locales permanece vigilante de la evolución del fenómeno, para actuar en caso de ser necesario para proteger la vida de las personas.