"Pido al presidente (Barack) Obama que haga lo correcto; Estados Unidos debe renunciar a su caza de brujas contra WikiLeaks", dijo.

Por otro lado agradeció "a todos los que han estado observando, al mundo que ha estado siguiendo el caso y no ha permitido que el Reino Unido viole los convenios internacionales".

Aprovechó para dar las gracias al presidente ecuatoriano Rafael Correa "por la valentía que ha demostrado por tomar en consideración y concederme asilo político". También tuvo palabras de agradecimiento para sus simpatizantes.

Por otra parte, Assange se refirió al tema de la libertad de expresión en el mundo e instó a continuar luchando por ella. Aseguró que "mientras Wikileaks se levante ante las amenazas, la libertad de expresión prevalecerá y seguirá creciendo".

Instó a los gobiernos del mundo a que se detengan y se dejen de un lado "las conversaciones sin sentido que buscan perseguir a los medios independientes".

Minutos antes, su abogado defensor, el exjuez español Baltasar Garzón, afirmó que Assange está con ánimo "combativo" y le había pedido "que recurra a la justicia para proteger los derechos de WikiLeaks, los suyos y los de todas las personas que son objeto de una investigación".