La Comisaría de la Mujer de la Policía Nacional, continuó su trabajo de servicio a las familias nicaragüenses que en los últimos siete días denunció 283 delitos, de estos el 37% están relacionadas a faltas, el 26% contra la libertad de actuar, 17% relacionadas a violencia sexual, 16% violencia física y psicológica y un 4% están vinculadas a violencia patrimonial.

La Comisionada Mayor, Erlinda Castillo, Jefa de las Comisarías de la Mujer, detalló que la semana pasada se registraron 92 denuncias más en comparación a la semana que le antecedió, para un 48% de incremento. Estos datos indican que hay mayor confianza en el trabajo que realiza esta dependencia policial y por eso denuncian los casos.

De los 283 delitos, 44 fueron tipificados como violencia física y psicológica; entre estas 17 lesiones físicas, 24 lesiones psicológicas, 1 femicidio frustrado y 1 tentativa de femicidio.

48 fueron calificadas como delitos sexuales; entre estas 10 por violación agravada, 16 abusos sexuales, 5 violaciones, 6 violaciones a menores de 14 años, 4 tentativa de violación, 4 estupro, 2 acoso sexuales y 1 explotación sexual. También se mencionaron 74 delitos contra la libertad de actuar, 12 contra el patrimonio y 105 faltas (no constituyeron delitos).

“Todas estas denuncias se investigan en conjunto con la Dirección de Auxilio Judicial, el laboratorio de criminalística, y todas las especialidades que tienen que ver con la investigación en la Policía”, dijo Castillo, quien subrayó que en algunos de estos delitos se trabaja en coordinación con el Ministerio de la Familia.

En Managua se registraron 125 denuncias, 47 en Masaya, 18 en Matagalpa, 12 en Granada, 10 en Chinandega, 10 en el Caribe Norte, 9 en Río San Juan, 7 en León, 6 en Carazo, 6 en Jinotega, 6 en Boaco, 4 en Madriz, 4 en Nueva Segovia, 4 en el Triángulo Minero, 3 en Chontales, 3 en Caribe Sur, 2 en Rivas y en 0 en Zelaya Central.

Casos relevantes

Entre los casos relevantes ocurridos en la citada semana, se encuentra el caso de un infante recién nacido que murió por asfixia, siendo la principal sospechosa su propia progenitora María Auxiliadora Rodríguez, de 28 años. Este hecho ocurrió en Estelí.
También se cubrió un caso tipificado como asesinato ocurrido en Pantasma, cuando Cristina Marlene Lanzas, de 42 años, fue ultimada por sujetos que llegaron hasta su casa para robarle y le propinaron un balazo en su cabeza.

Igual se trabajó en el Triángulo Minero, una tentativa de suicidio y un homicidio. En este caso la señora María Isabel López Hernández, ingirió un toxico con siete meses de embarazo y también dio a beber el veneno a su hermano de dos años David Antonio López Hernández, quien falleció un par de horas después. María Isabel fue salvada por los médicos.

En el distrito II ocurrió una tentativa de femicidio, cuando Haydee Oliveira Ríos, de 41 años, casi es muerta por su ex pareja Bernardo Valdivia, armado de un revolver 38.
Otro de los casos relevantes, fue el de la niña Gladys del Socorro Jarquín de 8 años, quien fue muerta de varios machetazos por el sujeto Julio César Hernández, que se dio la fuga.