La nueva pastoral fue presentada en las instalaciones de la capilla Perpetuo Socorro, ubicada en las inmediaciones del Hospital del Niño, como parte de un taller de enseñanza y expresión del lenguaje de sordos para catequistas de distintas parroquias de la Arquidiócesis de Managua, que involucra también a Carazo y Masaya.

El sacerdote Cerda explicó que el grupo de laicos presentaron en su momento el proyecto de la pastoral a la arquidiócesis, mostrando que ese proyecto es viable y lo demostraron  este año al comenzar en enero un taller en la zona occidental de Managua, así como en la zona central de la ciudad.

Los recursos humanos y materiales para la realización del taller fueron aportados por la Asociación de Sordos de Nicaragua, que está capacitando a líderes de las distintas  parroquias de Carazo, Masaya y Managua.

Taller de 60 horas de clase

Aseguran que desarrollar el proyecto para las parroquias a nivel nacional será en una etapa posterior a desarrollarse en las diferentes diócesis, pero por el momento solo es en la arquidiócesis de Managua.

El taller es de 60 horas clases y  al final del taller los estudiantes del lenguaje de señas para sordos tendrán un certificado acreditado por la arquidiócesis de que son maestros en lenguaje de señas para trabajar con las personas con problemas de audición.

Aseguró el sacerdote que enseñarle a las personas con problemas para escuchar, es un mandato que aparece en las escrituras, donde el Señor curó a muchos sordos y la campaña para crear maestros de en el lenguaje de sordos es un proyecto que se denomina  “La Evangelización no tiene fronteras”.

El total  de los estudiantes del lenguaje de señas es de 224 personas dentro de los fieles católicos para ejercer esa labor en los templos.