Con la solemne procesión de Cristo Rey, la familia católica de Carazo celebró este domingo el bautismo del Señor y a Jesús Sacramentado.

Esta procesión recorrió las principales calles de Jinotepe saliendo de la parroquia de San Antonio de Padua y culminando en la iglesia Santiago Apóstol, donde el Cardenal Brenes ofició una eucaristía.

El Cardenal Brenes aseguró que esta celebración religiosa es una forma de acerca a las familias católicas de Carazo la solemnidad de Jesús Sacramentado que se realizó el primero de enero, fiestas que concluirá con una peregrinación en la ciudad de Masaya el próximo 24 de enero.

Freddy López declaró que para los fieles católicos, la procesión de Jesús Sacramentado es una oportunidad para que todos los nicaragüenses pidamos paz en el mundo, desarrollo, fraternidad entre los nicaragüenses y la unión de las familias, pero sobre todo mantengamos la fe en Cristo para que nos guie en nuestra vidas.

“Hoy estamos celebrando la gran procesión de Cristo Rey, el Dios que todo lo puede, el Dios que todo transforma al hombre, a la mujer y todo, con la voluntad de Dios buscamos el amparo de Jesucristo más que nunca en estos días”, comentó Martha Lorena López.

“Año con año participo porque tenemos fe en Él, que es quien nos salva, nos da el pan de cada día y todo lo que le pedimos nos lo concede, es muy milagroso y con fe todo es posible porque no se mueven las hojas del campo si no es por la obra de Él”, dijo Carmen Alonso.