Con la tradicional bajada de la imagen de San Sebastián y la posterior procesión por las calles de Diriamba, arrancaron este domingo las alegres fiestas patronales de esta ciudad caraceña.

Previo a la procesión el presbítero Orlando Mendoza ofició una misa en la basílica donde llamó a los fieles a vivir estas festividades con suma devoción.

En el recorrido por las calles, San Sebastián estuvo acompañado por las imágenes de la Virgen de la Merced, San José, los bailes tradicionales, las autoridades locales y religiosas, y por cientos devotos.

El padre Mendoza exhortó a aprovechar estas fechas para orar por la paz y la justicia, como también "que sea misericordioso con nosotros y que nos bendiga”.

“Esta es una de las mejores fiestas patronales, no digo que la primera, pero sí una de las mejores de Nicaragua”, manifestó.

El alcalde diriambino Fernando Baltodano subrayó que estas fiestas son muy concurridas por la fe que tiene el pueblo en los milagros de San Sebastián.

“Esperamos brindarle al pueblo de Diriamba, brindarle a la feligresía diriambina, a los visitantes y a los turistas un ambiente de familia, un ambiente cálido, un ambiente de compartir en estas festividades”, indicó.

El día del tradicional tope a efectuarse el 19 de enero se espera lleguen unos 100 mil visitantes, mientras que el 20, día propio del santo patrono, unas 25 mil.

Los devotos de San Sebastián también llamaron a los católicos y a los turistas en general a acompañar estas fiestas con alegría y con respeto.

“Yo invito a la gente que venga, pero que venga con fe, con tranquilidad, con respeto, a disfrutar de nuestra religiosidad, pero con amor a Dios y a nuestro santo patrono”, acentuó la pobladora María del Carmen Sánchez.

Estas festividades son famosas por sus bailes típicos, sus sabrosas comidas y bebidas, sus ricas tradiciones y, por supuesto, por la enorme cantidad de feligresía que asiste.