Las familias que llegan a la Avenida de Bolívar a Chávez y que desde el pasado diciembre tienen la opción de disfrutar un exquisito Gelato “Rincón de Italia”, aprovechan cada visita a la Casona del Café y la Hormiga de Oro para deleitarse con su sabrosura natural.

Su elaboración a base de frutas naturales ha marcado una tendencia que gana cada vez más seguidores de estos ricos sabores.

El señor Holinto Gómez aseguró que estos helados tienen algo especial y es una buena iniciativa llevarlos al alcance de los nicaragüenses en estos espacios tan accesibles.

“Es sabroso y está barato, aquí veo más variedad. Allá en el Paseo Xolotlán (donde se venden originalmente) yo he probado solamente de unos cuantos sabores, pero bueno, ahora me sale más sencillo aquí, porque allá casi siempre hay mucha fila”, afirmó.

El patriarca de su familia aprovechó también para comentar acerca de la belleza de los espacios edificados por el gobierno sandinista para el disfrute del pueblo.

“Yo aquí vengo normalmente a tomar café, normalmente cada semana. Todo lo que hay en la Avenida son lugares muy tranquilos muy familiares y que uno la pasa muy bien”, dijo.
Igualmente doña Rosa de Mejía aseguró que con frecuencia asiste a la Casona del Café para probar la variada oferta del lugar.

“Es un lugar sano, donde viene a saborear uno el café, además los helados italianos están sabrosos, también tienen buen sabor y buen precio”, afirmó.

De acuerdo a Adolfo Marenco, administrador de la Avenida, los gelatos han tenido una aceptación muy buena desde su apertura el pasado 19 de diciembre. Los precios de los helados oscilan entre 25 córdobas hasta los 60 dependiendo la cantidad y las variedades son diversas.