El suceso se registró cuando los aparatos se encontraban en pleno vuelo, se incendiaron y se desplomaron en el municipio de Santa Bárbara D'Oeste, a unos 140 kilómetros de Sao Paulo, según declaraciones de una fuente de la Policía Militar, citado por la Agencia Brasil.

Los aparatos cayeron en una plantación de caña de azúcar, cultivo frecuente en la zona, cuya economía está muy ligada a industria azucarera y el etanol.

De acuerdo con esta versión, a bordo de las aeronaves siniestradas, viajaban en total cuatro personas y las autoridades se encuentran en el lugar para investigar las causas de la colisión.

El Cuerpo de Bomberos se desplazó al lugar de los hechos y controló el incendio.