Con el firme propósito de contar con lo necesario para dar respuesta a aquellas personas que urgentemente necesitan una transfusión de sangre o cualquier otro producto sanguíneo, la Cruz Roja Nicaragüense reiteró este jueves el llamado a la población nicaragüense a acercarse a las unidades móviles y las instalaciones de la institución para realizar el donativo de sangre que permita salvar vidas.

El Dr. René Berríos, director del Servicio Nacional de Sangre de Cruz Roja Nicaragüense, afirmó que para este año se han propuesto cumplir una meta de recolectar cerca de 76 mil donaciones, superando la meta alcanzada en el 2015 de 75 mil, para poder abastecer las reservas del Banco de Sangre y contar con los productos necesarios para atender las distintas emergencias.

“Desde el 1 de enero estamos trabajando colectando sangre y para el mes de diciembre que fue de vacaciones utilizamos la reserva que teníamos disponible para cubrir las necesidades de diciembre y en este momento las reservas están bajas en el Banco de Sangre. Quiero aprovechar los medios de comunicación para invitar a la población para que nos sumemos a la campaña nacional de donación de sangre, promover la donación voluntaria de sangre, donemos un poquito de nuestra sangre para los pacientes que lo necesiten”, manifestó Berríos.

Durante el año 2015 Cruz Roja logró captar 75 mil donaciones, donaciones que fueron posible por el esfuerzo de muchas personas y sobre todo a los donantes voluntarios de sangre que a lo largo del año extendieron su brazo de manera solidaria para lograr que miles de nicaragüenses reciban transfusiones de sangre segura en los hospitales del país.

“Se han transfundido más de 40 mil receptores, más de 40 mil pacientes en todos los hospitales, en unas 70 unidades de salud a nivel nacional y se han transfundido más de 160 mil productos sanguíneos (a los 40 mil pacientes) entre los cuales están paquetes globulares, plasma fresco congelado, concentrado de plaquetas y también frío precipitado. Todos estos productos están dispuestos para salvaguardar la vida y la salud de los nicaragüenses”, puntualizó el directivo del Servicio Nacional de Sangre.

Es importante señalar que cualquier persona puede donar sangre y solamente debe cumplir con algunos requisitos como tener entre 17 a 65 años, con un peso mayor a las 110 libras, no padecer de enfermedades de transmisión sexual, y no tener tatuajes.