Como un atractivo más del nuevo rostro de Managua, han catalogado las familias nicaragüenses el nuevo puente peatonal de 34 metros de largo y forma dinámica de arco, recién instalado por trabajadores de la Alcaldía de Managua en el moderno y amplio Paso a Desnivel de Rubenia.

La megainfraestructura, cuya parte inferior alcanza los 5.60 metros y 10 metros de alto, ha capturado el interés de muchos pobladores que habitan en las cercanías de Rubenia, además de algunos turistas extranjeros que se encuentran de visita en Managua.

La obra, prometida y cumplida por el Presidente-Comandante Daniel Ortega, se viene a sumar a los grandes cambios en infraestructura y desarrollo que ha impulsado el Buen Gobierno Sandinista durante el 2015 e inicios del 2016 en toda la capital.

“Me parece hermosa, y se ve que atraerá buena parte del turismo, porque desde aquí podemos ver en lo alto todo el paisaje de la nueva Managua, su hermoso Lago Xolotlán y el imponente Momotombo, además de gran parte de la serranía”, dijo Mauricio Mendoza, pobladora de la Colonia 14 de Septiembre.

Aunque el puente, instalado en la llamada ‘Barricada de la Esperanza’, ha sido construido para brindar mayor seguridad a las familias que atraviesan estas carreteras, también ha comenzado a generar gran interés, por su colorido, forma dinámica de arco y gran magnitud.

“No es como todos los puentes, sino que lleva un gran trabajo de ingeniería. Las familias de estos barrios, y barrios aledaños están muy alegres, porque todo este sector de Rubenia se ha embellecido y convertido en un lugar de concentración y recreo para los pobladores”, dijo Marlon Toruño.

Muchos de los jóvenes de los barrios Omar Torrijos, El Recreo y la Colonia 14 de Septiembre, aseguraron estar esperando el próximo 10 de enero, para inaugurar el puente peatonal, y tomarse selfies desde lo alto de la infraestructura, aprovechando su altura y el paisaje urbano que ofrece.