Con mucha alegría las familias de Masaya celebraron este 6 de enero al tradicional Niño Dios del Pueblo, una pastorela que incluye la visita de los Reyes Magos y se desplaza por las principales calles de la ciudad.

José Miguel Dávila, miembro de la mayordomía del Güegüense, dijo que a través de esta actividad se rescata una de las tradiciones más ancestrales del pueblo de Masaya.

Explicó que tradicionalmente el pase del Niño Dios, sale de la Iglesia central de Masaya a las 8 de la noche y culmina en horas de la madrugada.

Gabriela Gómez, una de las integrantes de la mayordomía que interpreta a una pastorcita, explicó que esa tradición es muy gustada por la población de Masaya y por los turistas.

Comentó que esta es la segunda vez que participa en el grupo, y dijo que es importante rescatar esa tradición con la cual se representa la visita de los Reyes Magos al Niño Dios, y culmina la Navidad.

El párroco de Masaya dijo que esta fiesta debe tener sus implicaciones en la vida de cada día y resaltó que los reyes magos nos invitan a ponernos en camino hacia Cristo.

"Cristiano sí hay camino, lo que hace falta es caminar y ponernos en camino frente a Dios. Que esta fiesta nos invite a todos a saber reconocer el inmenso amor de Dios manifestado en su hijo Jesucristo, la salvación es para todos. Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Dios se comunica, Dios se da a conocer, Dios se revela a las naciones enteras", aseguró el sacerdote.