En el marco de la línea estratégica para contribuir a la seguridad ciudadana de la familia y la comunidad, la Policía Nacional, a través de la Dirección de Tránsito Nacional iniciará este 18 de enero la ejecución del Plan de Inspecciones Técnico-Mecánicas al Transporte Escolar en todo el país.

Buses y microbuses de colegios privados y aquellos particulares que son contratados para el recorrido de los alumnos, un aproximado de 1,200 vehículos estarán siendo inspeccionados a nivel Nacional, trabajo que se realizará en coordinación con los directores de centros de estudio, delegados del Ministerio de Educación y alcaldías municipales.

"Junto a esta actividad de inspeccionar el parque vehicular y garantizar sus condiciones técnico-mecánicas, también vamos a estar desarrollando los seminarios que corresponden para los conductores y chaperones o personas que acompañan a los niños durante los recorridos, a fin que ellos puedan contribuir desde el control de los niños en su comportamiento a lo interno del bus como el control de los niños a la hora que descienden de los buses para entrar a sus casas o cruzar la calle y contribuir juntos a garantizar la seguridad del futuro y el presente de nuestra patria", declaró el Comisionado Mayor Norman Castillo, subdirector de Tránsito Nacional.

El jefe policial detalló que en la capital se trabajará en las inspecciones con el Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) y en los departamentos las delegaciones policiales de transito con los gobiernos municipales y delegados del Ministerio de Educación.

Castillo indicó que este año se incluirá en las inspecciones y capacitaciones a aquellos que no trabajan por contrato con los centros educativos, pero que pueden contribuir a desarrollar las actividades de prevención desde el punto de vista de mantenimiento de los vehículos, la incidencia sobre el comportamiento de los niños a lo interno del vehículo y en su movilización una vez que descienden del automotor para ingresar al centro de estudio o sus respectivas viviendas.

“Esperamos unos 1,200 vehículos, lo que implicaría a dos o tres personas por unidad para el cuido de los niños y el conductor, es decir unas 2,500 o 3 mil personas en las unidades de educación vial de la Policía de Tránsito para ser capacitados en cuanto al apoyo que deben prestar a los niños para garantizar su seguridad vial”, sostuvo el subdirector de Transito Nacional.

La inspección técnica-mecánica del transporte escolar se realiza dos veces al año, en enero antes de iniciar el año lectivo a fin de proporcionar el tiempo optimo para la reparación de los vehículos en caso de ser necesario, y un segundo chequeo en el mes de agosto para garantizar la seguridad de los estudiantes durante todo el año escolar.

Estado de la dirección y de las llantas, el sistema de frenos e iluminación, la señalización, la fijación de los asientos, el cinturón de seguridad de los primeros asientos, el estado del piso y las ventanas, entre otros son los aspectos que son evaluados en el automotor durante la inspección técnico-mecánica.

Asimismo, se evalúa y se capacita sobre los controles de velocidad, respeto a las señales de tránsito y el control psicológico del estrés en los conductores.