Al igual que en años anteriores, diversos sectores sindicales junto a la empresa privada y autoridades del Ministerio de Trabajo (MITRAB), dieron por iniciada la discusión del salario mínimo, misma en la que se pretende mejorar los ingresos económicos de los trabajadores, siendo la prioridad el sector productivo de nuestro país.

Este año, uno de los factores a tomar en cuenta para el aumento en la taza salarial, es el crecimiento económico del país, por ello los representantes sindicales destacan como propuesta un aumento mayor al del 2015, momento en el que el gobierno a través del Mitrab tomó la decisión de establecer el aumento, tomando en cuenta la falta de acuerdos entre los trabajadores y empleadores.

“La ley establece que tenemos derecho al crecimiento económico, lo cual nos lo hemos ganado, las centrales sindicales hoy estamos evaluando la propuesta que haremos en la mesa de negociación para mejorar las condiciones laborales. Hemos notado un aumento en las exportaciones, sin embargo no vemos ese crecimiento en los salarios de los trabajadores, por ello esperamos para este año un reajuste sustancial sobre todo para nuestros trabajadores del campo” expresó Luis Barbosa, Secretario General de la Central Sandinista de los Trabajadores.

En cuanto a la postura de la empresa privada, el señor Freddy Blandón, representante del Consejo Superior de la Empresa Privada, señaló que este año esperan llegar a acuerdos satisfactorios para ambos sectores.

“Los indicadores de crecimiento económico de nuestro país apuntan a un diálogo en el que se discutirá el salario mínimo, lo que pretendemos es ratificar nuestra voluntad de alcanzar un acuerdo tripartito. Creemos nosotros que en esta mesa de trabajo debemos garantizar el nivel adquisitivo de los trabajadores y la estabilidad de las empresas, lo que es determinante para garantizar empleo” expresó.

Por su parte, representantes de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, afirman que lo más importante es mantener el diálogo y consenso, a través de los cuales garantizarán el bienestar de los trabajadores.

“Nuestra propuesta es del incremento del 9.8 % en el salario ya que hemos venido creciendo conforme al crecimiento económico del país, en términos reales este aumento sería de más de 200 córdobas mensuales. Nosotros esperamos a través del diálogo de las partes involucradas, alcancemos armonía para seguir abonando al desarrollo de nuestro país” finalizó Flora Vargas, Presidenta Ejecutiva de Conapy.