Desde el Centro Automotriz Discovery, ubicado en las cercanías de la Asamblea Nacional, decenas de conductores capitalinos esperan su turno para realizar el chequeo técnico mecánico y el control de emisión de gases, para evitar ser multados por la Policía Nacional de Tránsito al incumplir con estas normas de seguridad.

El compañero Marlon Castillo, Gerente General de este Centro Automotriz autorizado, informó que durante el chequeo, se verifica que el vehículo tenga en buen estado las llantas, vidrios, sistema eléctrico, luces y carrocería.

El chequeo mecánico tiene un precio de 400 córdobas, mientras que el control de emisión de gases 200. El taller Discovery está atendiendo 120 vehículos durante la mañana y la tarde, y está ubicado de los semáforos de la Asamblea Nacional 2 cuadras arriba, 1/2 al Sur.

Para el capitalino Fernando Pérez Vargas, es una buena opción la emisión de gases y el chequeo mecánico, “porque si uno no cuida sus vehículos, puede tener problemas más adelante, con un accidente”.

Explicó que el Gobierno el año pasado dio 8 meses de prórroga, sin embargo miles son los nicaragüenses que se atrasaron con este cumplimiento.

“Hasta que la Policía nos multa, es que buscamos como cumplir con esta norma. Uno cree que es responsabilidad de la Policía, pero es responsabilidad de uno tener su vehículo en buen estado”, aseguró.

Refirió que para realizar este chequeo, hay que estar desde las tres de la mañana haciendo fila y esperando el número de turno.

Por su parte, Uriel Montiel, poblador de Ciudad Jardín, destacó que en este taller todos los conductores han sido muy bien atendidos.

“Hay que cumplir para evitar multas, y sobre todo para la seguridad de nosotros mismos. El vehículo tiene que andar en buen estado, para no sufrir accidentes de tránsito en la carretera”, manifestó.

Dueños de talleres automotrices autorizados, hicieron un llamado a la conciencia a los demás conductores, que más allá de la multa o sanción de la Policía, es importante realizar este chequeo mecánico por la seguridad de la familia; y el control de emisión de gases para aportar a reducir los niveles de contaminación del medioambiente.