Acuña considera que la OEA es un organismo que goza de reconocimiento internacional por haber participado en procesos electorales de diversos países latinoamericanos.

“Me parece que es sano y está contemplado en la legislación nacional”, señaló Acuña, agregando que existen otros organismos que más allá de su labor de “observación electoral” lo que hacen es parcializarse a favor de un determinado candidato o grupos políticos, desvirtuando de esa forma su razón de ser.

Indicó que esta invitación de acompañamiento a la OEA brinda dos señales, una está relacionada a que Nicaragua está claramente identificada con realizar procesos electorales, que entierren la violencia cuando de cambiar autoridades se trata.

“Nicaragua ha optado por las vías pacificas para la transición democrática y para encaminarse a futuros mejores del país, la vía electoral, es decir ya no está contemplada la violencia, la vía armada, eso es cosa del pasado y eso es un mensaje claro a la comunidad internacional”, valoró Acuña.

Sobre la decisión de participación en este proceso electoral por parte de dos alianzas y siete partidos políticos, Acuña considera que se fortalece la democracia y los procesos eleccionarios.

En este proceso existen grupos de partidos que promueven la participación popular con intereses nacionalistas, como el Frente Sandinista y otras agrupaciones derechistas plenamente identificadas con intereses oligárquicos y extranjeros.

“Hay una expresión de determinados intereses en la sociedad, o sea no todos los partidos representan los mismos intereses, hay partidos que representan intereses de la burguesía de este país, de los terratenientes de este país y hay otros partidos que representan los intereses de los pobres, de los humildes, hay otros que representan intereses nacionales y hay otros que representan intereses internacionales y no nacionales, hay partidos que representan ideologías liberales, socialistas, ideologías social cristianas, social demócratas, eso es profundizar la democracia”, expresó Acuña al considerar que existen diversidad de grupos con intereses diferentes y será opción del votante apoyarlo o rechazarlos.

Revisan probables inconsistencias

Sobre como avanza el proceso electoral, Acuña manifestó que entre el 18 y 24 de agosto estarán dando a conocer a cada agrupación política las inconsistencias que tienen en la lista de candidaturas presentadas, para que subsanen los problemas y no sean objetos de impugnaciones.

Entre estas inconsistencias que podrían presentar los partidos en su lista de candidatos, se encuentra que las fichas no presenten la firma de aceptación del aspirante edilicio, que tampoco este plasmada la firma del representante legal del partido.

Otra inconsistencia a tomar en cuenta, es que si los grupos o partidos cumplen la disposición de presentar un mínimo del 80 por ciento de candidaturas en  al menos el 80 por ciento de municipios. Que el candidato cumpla con la disposición de residir los últimos dos años, en el municipio donde este presentando su postulación.

También las autoridades del CSE están revisando minuciosamente que los partidos cumplan con lo establecido en la recién reforma electoral del 50 por ciento de candidaturas mujeres e igual porcentaje de varones. Que las formulas sean inscritas con equidad y proporcionalidad.

Una vez revisado y cumplida estas disposiciones legales, el CSE estará publicando el 27 de agosto un listado provisional, para que el 28 cada grupo haga las respectivas impugnaciones, cuyas resoluciones serán dadas a conocer en septiembre y finalmente publicar una lista definitiva de candidatos.

Los partidos que presentaron lista de candidatos se encuentra la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa que encabeza el Frente Sandinista, la alianza PLI, mientras la UDC, APRE, ALN y el Partido Conservador, decidieron participar en solitario.

El pueblo de Nicaragua acudirá a las urnas el próximo 4 de noviembre para elegir alcaldes, vicealcaldes y concejales en los 153 municipios del país, incluyendo los ubicados en las regiones autónomas del atlántico.