Legisladores, educadores y periodistas calificaron de excelente la promulgación del decreto presidencial que establece que el Estado de Nicaragua en este 2016, honrará al Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío, en ocasión del centenario de su tránsito a la inmortalidad, el cual se cumple este 6 de febrero.

El pasado lunes, la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dio a conocer el Decreto del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, de honrar y exaltar a Rubén en su grandeza e inmortalidad en esta Nicaragua bendita, linda y siempre libre.

“El Presidente de la República como Jefe del Estado nicaragüense, al Conmemorarse este 6 de Febrero, 100 Años del Tránsito a la Inmortalidad del Nicaragüense y Universal Rubén Darío, proclama el Año 2016 para celebrar a Darío, en el “Sol que alumbra, las Nuevas Victorias”, destaca el decreto presidencial en sus primer párrafo.

Para el educador y secretario General de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN), José Antonio Zepeda, el Presidente Daniel Ortega está haciendo justicia por todo lo que el pueblo nicaragüense le debe al poeta Rubén Darío.

“A partir de este decreto va a ser parte del sistema educativo hablar de Rubén Darío. Pero no el Rubén Darío romántico nada más, sino también el Rubén Darío poeta, el político, el diplomático, el embajador, el que le dio realce a la lengua española; el Rubén Darío que nos dio la oportunidad de darnos a conocer a nivel mundial, el que transformó y por eso fue revolucionario desde esa perspectiva haber revolucionado el lenguaje y la poesía”, indicó Zepeda.

Agregó que a cien años de su paso a la inmortalidad, hay muchas obras de Darío que son desconocidas por las diferentes generaciones y principalmente por los jóvenes, en ese sentido es fundamental que se promulgue un decreto en el que se honre a “Rubén en su Inequívoca Dimensión de Ciudadano Nicaragüense y Universal, Nuestroamericano y Europeo, Soñador de la Patria Grande, Culta, Cultivada, Rica en Tradición, en Luz, en Vigor, y con toda la Gloria de su Pueblo”.

“Ese decreto nos va a permitir como una política de estado, reconocer a ese gran hombre como es Rubén Darío y junto con el general Augusto C. Sandino son grandes iconos para nosotros, por lo tanto ese decreto y el esfuerzo que se hace hoy por que todas las instituciones del estado, todas las escuelas y todos los centros de estudios, reconozcamos, apropiemos y divulguemos las obras de Rubén Darío, es lo que nos va a fortalecer”, añadió Zepeda.

El coordinador de la bancada del FSLN, compañero Edwin Castro, indicó que el decreto orienta a todas las instituciones y al pueblo nicaragüense, a honrar todo el año, ese legado infinito que nos heredó Rubén Darío, no solamente desde su faceta como poeta, sino también como revolucionario, como antiimperialista.

Castro recordó que la Asamblea Nacional desde finales del año pasado, viene honrando al poeta, incluso inauguró una silueta de neón permanente en el costado oeste del edificio del antiguo Banco de América.

“El triunfo del pueblo de Nicaragua en las elecciones de noviembre este enmarcado en esa visión nacionalista, en esa visión de unir tantos vigores dispersos que Darío nos heredará hace más de cien años”, señaló Castro.

El periodista Roberto Larios, manifestó que los nicaragüenses coinciden en que los dos grandes padres de nuestra nicaraguanidad, sin lugar a dudas son Rubén Darío y el general Augusto C. Sandino.

“Y este decreto que viene a exaltar la memoria de Rubén Darío, seguramente servirá para cultivar y multiplicar un ámbito que siempre hemos tenido los nicaragüenses, que es el de la cultura dariana, aquí siempre han existido movimientos darianos, deben de estar muy contentos los poetas, es decir casi todos los nicaragüenses decimos que somos poetas aquí y cuando hablamos de Rubén, cuando lo leemos, cuando lo estudiamos, nos damos cuenta de su grandiosidad”, mencionó.

Añadió que Darío fue un gran patriota que se distinguió por su gran amor a Nicaragua y que como antiimperialista confeso, tiene mucho que seguir enseñando a cien años de su paso a la inmortalidad.

“Darío fue multifacético, no solamente fue poeta y escritor, también fue un gran periodista, es el más grande periodista producido por Nicaragua en su historia, las crónicas de Darío que fueron publicadas en diversos periódicos de Chile, México, España, en Argentina, en Venezuela, son una lección de periodismo para todos, por otra parte la forma como enfrento la vida, la forma como le tocó perderla, y sus orígenes, de donde vino, como se fue cultivándose, son ejemplos enormes la historia de Darío”, subrayó Larios al recalcar que el decreto hace justicia al infinito legado de Rubén Darío.