Quentin Tarantino sigue hablando de su futuro.

El director estadounidense reveló, en plena entrevista promocional de The Hateful Eight, su más reciente filme, que planea hacer dos películas más, sugiriendo que sus próximos títulos podrían ser una película de gángsters y un filme de horror.

Tarantino siempre ha dicho que luego de su décima película dejaría de dirigir, y siendo The Hateful Eight, el fin podría estar tan cerca como en 10 años, según reveló Time Out, reseña NME.

“Usualmente me toma alrededor de 3 años hacer una película, así que estás hablando de que queda casi una década. No quiero ser el tipo que está haciendo esto para siempre. Debería haber un fin” reveló.

El realizador reveló que no tiene el mismo deseo de hacer películas con géneros específicos, aunque algunos estilos le atraen, como revela en el siguiente extracto:

“No queda un género con el que tenga el ferviente deseo que tuve de hacer una película de la Segunda Guerra Mundial (Inglourious Basterds) o una película de artes marciales (Kill Bill). Creo que el único género que me queda podría ser hacer una película de gangsters de los años treinta, a lo John Dillinger. También estoy interesado en hacer algo contemporáneo, donde tenga un personaje que se monte en un carro, prenda la radio y tener unas buenas imágenes de manejo. Y si tuviera todo el tiempo del mundo, me gustaría hacer una película de terror que de bastante miedo, como El Exorcista“

The Hateful Eight ya estrenó en casi todas partes del mundo y debería llegar en algún momento de 2016 a Venezuela.