El doctor Armando Saballos, vulcanólogo del Ineter, brindó un informe sobre el comportamiento de la actividad volcánica en el país durante los últimos días.

Saballos destacó la actividad del volcán Momotombo, Volcán Concepción y Volcán Masaya.

“Del 1 al 4 de diciembre el volcán Momotombo estuvo muy activo tirando gases, ceniza y también lava; luego entre el 6 y 7 (del mismo mes) presentó otra actividad de emisión de gases y cenizas para luego entrar en periodo de calma relativa con un poco de sismicidad, pero sin manifestación en la superficie”, explicó Armando.

“Entre el día 24 y 25 de diciembre hubo una actividad sísmica en el volcán Momotombo, un enjambre sísmico realmente asociado a la inyección de una pequeña cantidad de magma debajo del volcán, este magma nuevo se inyectó por debajo del magma que ya estaba enfriándose en el cráter”, detalló.

El día 2 de enero se producen nuevas explosiones de gases y cenizas que se acumularon en el conducto principal, debajo del tapón que creó el magma anterior, formando una sobrepresión que conllevó a estas explosiones.

La columna de material se elevó entre 400 y 500 metros sobre el borde del cráter, desplazando el viento la ceniza en dirección hacia Puerto Momotombo, siendo la cantidad relativamente baja no perjudicando a la población que habita en las cercanías, aseguró Saballos.

El día tres se produjo una explosión que sacó lava que cubrió gran parte del volcán, considerada por el especialista bastante grande, registrándose un sismo.

“Hasta el momento no ha habido más sismicidad asociada a una acumulación de magma, existe la posibilidad que se den otras explosiones de gases, cenizas y salida de lava”, aseguró.

Enfatizó los cuidados que deben tener los turistas, instando a no acercarse al volcán para no poner en peligro su vida.

Volcán Concepción continúa con actividad sísmica

El volcán Concepción tiene dos semanas registrando actividad micro sísmica relacionada a la circulación de fluido por debajo del volcán. No se han reportado explosiones de ceniza ni visualizado emisiones de gases, por lo tanto la población no debe preocuparse.

Asimismo, se refirió a la lava que registró el volcán Santiago o Masaya por el aumento de magma.

“Recientemente esa boca se ha ido ensanchando, lo cual es algo normal ya que el magma sube, se mueve y eso va escarbando la paredes. El lago de lava y el sonido ha disminuido un poco, algo que hace difícil verlo durante el día”, subrayó.