Un avance del 80 por ciento lleva la construcción del puente peatonal que será instalado en el paso a desnivel “La Barricada de la Esperanza”, así lo dio a conocer el ingeniero Francisco Palma, director general del proyecto, en el que se han invertido 10.5 millones de córdobas, que incluye diseño y construcción.

Esta obra de progreso traerá seguridad a las familias que habitan en el sector, a los miles de estudiantes de los colegios aledaños y a la población que llega a realizar compras en los supermercados.

Este puente en forma de arco con 34 metros de largo, atravesará ambas calles, una moderna obra que estará a disposición de la población a partir del 10 de enero.

“Vamos a colocar hoy el puente sobre las dos bases para terminar las obras menores como son pintura, losa de concreto y accesos y movilización de las líneas eléctricas e iluminación que se estarán realizando en los próximos días”, sostuvo Palma.

La obra en su parte de abajo tendrá 5,60 metros y en la parte de arriba casi diez metros de alto.

“La colocación implica poner unas placas en la base, se sube el puente y se queda soldando las patas del puente a las placas, esperamos terminar esos trabajos el día de hoy y seguido hacer los remates”.

“Solo en la escuelita y en la iglesia la utilizarán alrededor de mil personas, a parte la gente que viene al Palí y la gente que circula entre la 14 de Septiembre y la Nicarao”, indicó el ingeniero.

Palma aseguró que este puente es un modelo resistente a los sismos, diseñado también para que soporte una gran cantidad de peso.

Pobladores contentos con el nuevo y moderno paso peatonal

“Es una obra que se necesitaba hacer para poder cruzarnos con mayor seguridad para ir al supermercado. Vemos que el puente nos trae bastante seguridad ya que los niños ahora que vienen las clases podrán cruzarse sin peligro y nosotros ya no tendremos que salir corriendo para cruzar”, dijo el señor Francisco Cajina.

Asimismo, otra vecina de la localidad, dijo que “es una gran oportunidad que nos están dando a nosotros del a tercera edad, es un progreso muy bueno, estoy conforme porque todos vamos a tener la facilidad de pasar al supermercado y cualquier mandado que vayamos hacer”, mencionó María Esperanza Sosa.