Mayorga brindó sus comentarios sobre el estado de nuestra economía, argumentando que Nicaragua seguirá creciendo su economía en los rubros antes citados y por eso difiere con otras cifras que señalan un cierre anual entre el 3.5 y 4 por ciento.

“He visto algunas cuentas que hablan de 3 y medio y cuatro por ciento y he visto algunos colegas que opinan que va a ser entre 3.2 y 3.5. Yo creo que están equivocados, a mí me parece que la economía va a crecer un mínimo de cinco por ciento este año, a pesar de la crisis internacional”.

Este pronóstico lo fundamenta en los niveles de recaudación de lo que va del año, cuyo comportamiento ha sido excelente, también la importación de vehículos a ser utilizados para el impulso de la producción agropecuaria y finalmente el aumento de las exportaciones de nuestros productos.

Y 2013 será mejor


“Cuando vos combinás estos datos, resulta muy difícil que la economía esté cayendo y mi pregunta es ¿si los productores están aumentando su inversión, si la producción agrícola y ganadera está en aumento, si las exportaciones está aumentando y sí la recaudación de impuesto está aumentando, qué es lo que está cayendo, no hay nada cayendo, todo va para adelante, entonces estimo 5 por ciento mínimo, yo calculo más bien 5.2, 5.4, pero conservadoramente 5 por ciento este año y para el año que viene vuelve acelerarse la economía, porque la economía lleva su propia inercia, su propia dinámica”, vaticinó el economista nicaragüense.

Esa dinamia de nuestra economía es estimulada por los excelentes precios internacionales de nuestros productos exportables, el mercado interno y los nuevos mercados extranjeros que se están promoviendo, esto sumado a la adaptación de la empresa privada a las condiciones favorables de la economía y las políticas desarrolladas por el Gobierno Sandinista.

Tributos deben ser equitativos

Mayorga también brindó su análisis sobre la concertación tributaria que actualmente promueve el Gobierno Sandinista en alianza con empresarios privados y trabajadores, sectores que buscan consenso sobre la carga impositiva.

Opinó que en la actualidad no ve recomendable cambiar el porcentaje del Impuesto al Valor Agregado, pero en el caso de las exoneraciones apoya la idea que estas deben ser temporales y graduales para todos los sectores.

“El gobierno lo que trata de hacer es que la carga tributaria sea lo más balanceada posible, primero para los que tienen más paguen más, segundo para recaudar impuestos y poder promover el gasto social, y tercero dejar una carga tributaria lo suficientemente moderada como para que los inversionistas se vean atraídos a Nicaragua”, citó el especialista económico.

En el caso del IVA opina que la propuesta del COSEP de reducir su porcentaje debe ser considerada para cuando la economía nacional este en mejores condiciones, pues Nicaragua viene de 16 de estancamiento económico con los gobiernos neoliberales y desde el 2007 para acá ha venido mejorando drásticamente la situación.

“En mi opinión cambiar el IVA no sería oportuno, puede ser una cosa a considerar dentro de años, por delante en el futuro cuando la economía este en mejores carnes, pero Nicaragua estuvo durante un estancamiento durante 15 o 16 años y solamente fue a partir del año 2007 que comenzó la economía a enderezarse y agarrar velocidad a pesar de la crisis internacional, pero todavía le hace falta camino por recorrer y la economía todavía tiene sectores que están flacos”, valoró Mayorga.

Sobre este tema del IVA, hizo ver que Nicaragua aparentemente tiene una carga tributaria alta en relación a las otras naciones centroamericanas que tienen problemas para recolectar vía tributos, pero eso se explica al eficiente sistema de recaudación del país y también por que los empresarios o contribuyentes están conscientes de que el dinero recaudado vía tributo, se usa bien y por eso existe más voluntad de la población a pagar sus impuestos que en otros países.

Mayorga también hizo ver que en relación a otras grandes económicas, como la mexicana, brasileña o argentina, Nicaragua está por debajo del porcentaje del IVA.

Otras razones expuestas por Mayorga para no reducir el porcentaje del IVA en esta época, es la recaudación de menos dinero vía impuesto, impactaría negativamente en los servicios de salud, educación y para los programas de combate a la pobreza.

“¿Qué preferimos hacer nosotros hoy, pagar menos impuestos supuestamente para bajar precios o para invertir más y de esa manera generar más empleos o mantener la carga tributaria o aumentar los impuestos con el propósito de que el gobierno tenga más recursos para aliviar la pobreza. Ese es un dilema que enfrentan todos los países, Nicaragua no es el único y es un problema social y por eso me parece que el gobierno ha tomado la sabia decisión de buscar una concertación, un entendimiento entre el sector privado y el gobierno, pero también tiene que participar los trabajadores, los sectores populares, dar su voz y entonces que se encuentre un justo medio digamos, un término medio, que se apliquen los impuestos que causen el menor  impacto posible y se dejen, se reduzcan un poco los impuestos que van a tener un impacto positivo en la inversión”, opinó.

Considera que Nicaragua vive un momento oportuno para hacer unas correcciones menores para ir mejorando la economía y por ende el desarrollo del país.

En cuanto al tema de las exoneraciones, Mayorga indica que cada sector defiende sus beneficios tributarios, tanto el sector productor agropecuario, los industriales y los organismos no gubernamentales que por sus obras sociales están exentos de algunos tributos.

“Para mí lo importante es que toda exoneración debe ser temporal y gradual, temporal y gradual, te doy esta exoneración por un tiempo y te lo voy a ir reduciendo poco a poco, a todos, a los agricultores, a las empresas de energía eléctrica, a las minas, a todos las sectores que invierten. Te doy una exoneración temporal y esa exoneración va a durar un tiempo, puede ser tres años, cuatro años y después te la voy a reducir gradualmente, para qué, para darte un estímulo, para hacer una inversión de arranque y para acomodarte, una vez que te acomodaste, ya te redujeron las exoneraciones, vos no vas a sentir el golpe”.

Oposición sin ideas, ni propuestas

Al ser consultado sobre la invitación que hizo el Presidente de Nicaragua comandante Daniel Ortega Saavedra, a la OEA para que envié una misión de acompañamiento a los comicios municipales, Mayorga opinó que es un indicativo del fortalecimiento de la democracia.

“A mi parecer desde el punto de vista del prestigio de Nicaragua, es bueno que venga la OEA y que vea y que mire bien aquí las elecciones pasadas fueron excelentes, fueron transparentes, el conteo rápido de la OEA la vez pasada pegó casi exacto con el resultado de las elecciones”, indicó el economista.

Lamentó que los partidos de derecha intenten sin éxito a boicotear al gobierno y no plantean propuestas que ayuden a Nicaragua a salir de la pobreza.

“Lo que le pasa a la oposición es que carece de propuestas. Desafortunadamente en los últimos seis años en Nicaragua hemos tenido una oposición sin propuestas. No proponen nada, no proponen nada positivo, no se les ocurren ideas que pueda realmente servirle al país, que puedan mejorar las cosas, se meten en unos temas bastante pequeños, sin ninguna trascendencia”, concluyó Mayorga al criticar la actitud de los pequeños grupos opositores.