Un nuevo cometa 'Lovejoy' se acercará a la Tierra en las próximas semanas, con un perigeo el 17 de enero a 108 millones de kilómetros, informa el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC). Los expertos han explicado que Catalina es un cometa especial y muy interesante desde el punto de vista astronómico por varios motivos.

Por una parte, se trata de un cometa nuevo que residía en la Nube de Oort (nube esférica que rodea el Sistema Solar a una distancia aproximada de un año luz del Sol) y que se ha precipitado al Sistema Solar gracias a un “empujón gravitatorio” producido por el paso de alguna estrella cercana. Además, Catalina sólo nos visitará una vez, porque los cálculos dinámicos indican que ha pasado por su perihelio a gran velocidad, y, por lo tanto, escapará de la atracción solar adentrándose en el espacio interestelar.

Según ha informado el IAC, el Instituto de Astrofísica de Canarias, a partir de la primera semana de enero, coincidiendo con la disminución del brillo de la Luna, las condiciones de observación del cometa Catalina serán óptimas. El cometa será visible desde media noche hasta la salida de Sol. La NASA, por su parte, ha indicado que “con el resplandor de la Luna ahora fuera del camino, los observadores de la mañana en el hemisferio norte de la Tierra están consiguiendo su mejor vista del nuevo cometa. Y el cometa Catalina no decepcionará”.

Aunque no es tan brillante como indicaban las primeras predicciones, el cometa está luciendo dos colas: una de polvo y otra de ion, por lo que es un objeto impresionante para binoculares y cámaras de larga exposición, indicó la agencia estadounidense.