Muchísimas familias de los barrios de Managua, del municipio de Ciudad Sandino y de Mateare, visitaron este primero de enero, las frescas aguas de la laguna de Xiloá, centro al que ingresaron gracias a la disposición del Presidente Daniel Ortega Saavedra, de permitir la entrada gratuita a los balnearios que son administrados por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR).

La presencia de visitantes los primeros días de cada año nuevo a los diferentes balnearios, se ha convertido en una tradición de los nicaragüenses, que de esta manera aprovechan sus últimos días de vacaciones.

Desde hace varios años, el presidente Daniel Ortega orientó a los directivos del INTUR, eliminar los cobros por ingreso en los balnearios La Boquita, Xiloá, Pochomil y el Centro Turístico de Granada, a fin que los nicaragüenses puedan acudir gratuitamente y tomarse estos espacios para su sana diversión.

Y así lo hicieron, en el caso de Xiloá se pudo apreciar la presencia de miles de familias conformadas por los padres, madres, [email protected], [email protected] y hasta las mascotas que llegaron a bañarse y recrearse, actividades que fueron vigiladas por miembros de la Cruz Roja Nicaragüense, Policía Nacional y Asociación Civil de Cuerpo de Bomberos, que garantizaron la tranquilidad en el lugar.

El voluntario de la Cruz Roja, Félix Rivas, enfatizó que esa benemérita institución implementó un plan de protección este primero de enero en diferentes balnearios como Pochomil, La Boquita, Paso Caballos, Granada y Xiloa, a fin de atender a la población.

En el caso de Xiloá, en términos generales la población acató las medidas de seguridad, pues hasta las dos de la tarde solamente habían atendido cuatro casos de personas que ingresaron a las aguas ebrias y casi terminan ahogadas, de no ser por el oportuno servicio de los cruzrojistas.

“La mayoría está acatando las recomendaciones, pero la Cruz Roja lo que aconseja es que se acaten en totalidad las normas”, dijo Félix.
El mayor de la Asociación Civil de Cuerpos de Bomberos, Humberto Blanco, también confirmó que hubo mucha tranquilidad y paz en el balneario Xiloa, poniendo énfasis en un par de personas ebrias que ingresaban a bañarse.

Resaltó la presencia de muchos niños y niñas que estuvieron en todo momento cuidado por sus padres, que brindaban las orientaciones de hasta donde podían ingresar para evitar algún accidente.

Así como hubo mucha presencia de pobladores, los vendedores por cuenta propia también ingresaron gratuitamente al Xiloa y pudieron vender toda clase de productos, como alimentos, bebidas enlatadas, dulces y productos de plásticos inflables, como el ciudadano que agradeció directamente por ese apoyo permanente que reciben de parte del Gobierno Sandinista, que permite sin ningún obstáculo que puedan vender en todos los sitios de recreación y esparcimiento.

“Gracias a Dios me ha ido bien y gracias al Comandante Daniel que ha permitido la libre circulación para todos los comerciantes, mientras todos andan paseando, nosotros andamos chambeando (trabajando), es un gran apoyo que ha brindado y promueve el derecho de toda la población a recrease, la gente está alegre, hay presencia policial, la cruz roja, todo está tranquilo”, certificó el vendedor Vicente Mercado, que espera que este año 2016 sea ratificado el Gobierno Sandinista.

“Ando feliz con mi familia disfrutando y comenzando un año nuevo, todo ha estado bien y todo mundo anda alegre con su familia y hay que acatar las recomendaciones de las autoridades”, dijo Urania Aragón.

En tanto Nubia Flores, destacó que todos los diez miembros de su familia ingresaron al balneario totalmente gratis.

"Este apoyo está bueno, porque hay muchas personas decimos que no podemos ir porque antes pagábamos las entradas y ahora ya no pagamos, eso es un ahorro y nos venimos a divertirnos un rato", dijo Flores.