Mera insistió que  Ecuador buscará todas las vías legales para lograr que el periodista australiano, pueda pisar suelo ecuatoriano.

“Estamos abiertos a discutir con Gran Bretaña una solución a este problema y si no hay solución diplomática  recurriremos a las instancias judiciales que son las que corresponde hacer, por  ejemplo podemos ir a  la Corte Internacional de Justicia”.

La Asamblea Nacional de Ecuador, interrumpió su vacación y se reunió  de forma extraordinaria  para analizar la advertencia del gobierno británico de irrumpir en la Embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange y cumplir con su obligación de extraditarlo a Suecia.

El presidente del legislativo Fernando Cordero rechazó la intimidación británica y pidió la unidad de todos los sectores políticos para defender al Estado ecuatoriano.

“Es insólita realmente la actitud del Reino Unido, absolutamente provocadora, totalmente desajustada de las normas y principios internacionales”, dijo.

En Washington,  el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos se vuelve a reunir este viernes para decidir si convoca a una Asamblea Extraordinaria con la presencia de los cancilleres del hemisferio para estudiar el caso de Assange.

Por su parte, los cancilleres de UNASUR se reunirán el domingo en la ciudad de Guayaquil para analizar el caso y lo propio harán los representantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).