Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, invitó a las familias nicaragüenses que este año nuevo 2016 inicien la búsqueda del Bien Común y dejen de lado la indiferencia, que sean constructoras de la Paz e imiten la misericordia del Padre, tal como lo expuso en su mensaje de fin de año el Papa Francisco.

"Tenemos que llevar adelante todo el proyecto que el Santo Padre nos presenta: ser misericordiosos como el Padre. El gran reto que tenemos es eso, en primer lugar recibir esa misericordia de parte del Padre y luego también nosotros imitarlo a él, ser misericordiosos. Creo que ahí tendremos todos un proyecto de vida en el cual cada uno de nosotros tenemos que hacerlo alcanzar dentro de esa idea que el Santo Padre nos presenta", indicó.

También "lo más grande que tenemos ahí es ser verdaderamente constructores de Paz, el día de mañana tenemos la Gran Jornada Mundial de la Paz y como dice el Santo Padre no solamente hay que pedir la Paz sino más bien hay que irla construyendo y eso nos toca a todos", agregó.

"El Santo Padre en su mensaje nos recuerda que en algunos momentos podemos perder también esa dimensión y buscar bienes personales y no buscar el Bien Común; entonces, desde esa perspectivas, el ser misericordiosos como el padre, tenemos que ver no tanto a nuestro bienes personales, sino buscar el Bien Común de la Familia, de la Comunidad y de la Nación y en esto cada uno de nosotros tenemos que ver cómo nos involucramos", señaló el Cardenal Brenes.

Su Eminencia también remarcó el llamado a dejar de lado la indiferencia para ser verdaderos constructores de la Paz.

"La indiferencia muchas veces nos aparta. Cuando yo no me siento responsable de la marcha del bienestar de mi familia, no estoy construyendo la paz; cuando yo no me siento responsable de la marcha de mi comunidad también me estoy apartando y no estoy construyendo la paz", manifestó.

Brenes también indicó que algunos logros alcanzados por la iglesia nicaragüense en el año 2015 fue el Sínodo de la Familia, la consolidación de una Iglesia Misionera y el trabajo que cada nicaragüense va haciendo en favor de la solidaridad.

En ese sentido valoró que en situaciones difíciles o dolorosas que se presentan de manera inesperada como un accidente o un incendio, ahí se ve la solidaridad de los nicaragüenses.

Celebran Misa de acción de gracias para despedir el año viejo

Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes celebró en la Catedral de Managua una Misa en acción de gracias por el año que culmina.

En esta celebración religiosa le acompañaron centenares de familias católicas de toda la capital.

Durante la última eucaristía del año es tradición que el pueblo católico dé gracias por las bendiciones recibidas a lo largo del año. Asimismo, las familias piden al Señor Jesucristo nuevas bendiciones y fuerzas para continuar trabajando por la paz y la unión familiar en el año nuevo que comienza.

En la homilía, el Cardenal Brenes señaló que debemos darle gracias al Señor por este año y está etapa de nuestra vida que pasó en el 2015.

"Es bueno dar gracias al Señor desde una actitud humilde y sencilla. Solamente un corazón sencillo de hombres y mujeres podrán reconocer la acción de Dios y este año 2015 que estamos concluyendo, para todos nosotros ha traído cosas hermosas", indicó.

"Con espíritu humilde debemos reconocer las debilidades de nuestras vidas, pero también (debemos) reconocer las gracias, las bendiciones y las cosas hermosas que hemos recibido este año", afirmó.

El Cardenal expresó que en este final de año podemos pensar y reflexionar cuántas veces hemos cerrado la puerta al Señor y cuantas veces Él ha venido a nosotros y lo hemos dejado fuera, apartándonos de su proyecto, y hemos querido hacer nuestro proyecto de vida con la ausencia del Señor.

Sin embargo, dijo Brenes, Dios siempre nos espera y afirmó que "Él tocará a la puerta de nuestro corazón, Él ahí permanece y espera ese momento en el que sí le reconocemos".

Comentó que durante este año la Iglesia nos ha llevado a un momento muy especial como ha sido el Sínodo de la familia.

"Todos nosotros hemos vivido momentos de reflexión sobre la grandeza de la familia y hemos fortalecido a la familia y el Señor nos ha llevado en este caminar hacia adelante", aseguró.