El subprocurador de Derechos Humanos de Nicaragua, doctor Adolfo Jarquín Ortel, en vísperas de finalizar el 2015, afirmó que el balance en términos sociales y económicos ha sido muy positivo, tanto así que el 2016 lo vislumbra como el año de la consolidación de todos y cada uno de los programas que restituyen derechos a las familias.

“Nicaragua es un país que ahora es visto con buenos ojos, es un país responsable y con excelentes relaciones internacionales y en términos de balance macroeconómicos, la economía ha venido funcionando satisfactoriamente, los resultados son positivos y el crecimiento económico que ha tenido Nicaragua ronda arriba del 4.5% y esperamos que para el 2016 se tenga un crecimiento más arriba del 5%, las perspectivas son positivas en el 2016, yo considero que este próximo año, es el año de la consolidación económica de Nicaragua”, vaticinó Jarquín Ortel.

Agregó que en el 2016 Nicaragua dará un salto cuantitativo y de calidad en todas las metas o frutos que ha venido cosechando.

“Se van a consolidar todas esas políticas económicas, vamos a ver en el 2016 una Nicaragua pujante, una Nicaragua dinámica y solamente que este año nos encontramos con el Canal Interoceánico que será una realidad, lo que traerá frutos increíbles”, citó Jarquín, que considera que muchos nicaragüenses que migraron a otras naciones por trabajo, tendrán que regresar a trabajar en las obras de desarrollo.

Instó a todos los nicaragüenses a creer en su país, en aportar con su esfuerzo por construir un país más prospero, sumarse a las políticas sociales y económicas que promueve el Gobierno Sandinista.

“Tenemos las herramientas necesarias, tenemos los recursos naturales necesarios, tenemos un Buen Gobierno, un gobierno responsable que sabe utilizar las políticas nacionales en beneficio de su pueblo, un gobierno que está por el beneficio de las grandes mayorías”, finalizó el subprocurador de derechos humanos.