Desde el complejo policial Ajax Delgado en Managua, la Policía Nacional dio el banderillazo de salida de las fuerzas policiales para intensificar el Plan de Seguridad de Buena Esperanza que garantizará la tranquilidad de las familias durante la Noche Vieja y Año Nuevo en todo el país.

El Comisionado Mayor Juan Valle Valle, Jefe de Tránsito de Managua, brindó a los agentes de tránsito de la Policía Nacional, las orientaciones pertinentes para que realicen un buen trabajo en las carreteras y principales vías de comunicación de la ciudad, así como en los barrios y comunidades.

Miembros del departamento de patrullas y de la Brigada Los Dantos, se suman a este esfuerzo policial, de cara a garantizar tranquilidad de las familias en todo el territorio, en el que el principal objetivo es proteger la vida, evitar los accidentes de tránsito y los delitos en cualquier de sus modalidades.

“Estamos hablando que la Policía Nacional tiene en todo su territorio 13 mil agentes policiales, que están en todos los lugares donde la población en el año 2015 solicitó nuestra presencia y además cumpliendo las orientaciones expresas de nuestro presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Comandante Daniel Ortega, de que debemos estar en todos los barrios, en las paradas de buses, en los parques, en los lugares que se han ido recuperando”, indicó el Comisionado Mayor, Tomás Boanerges Corrales, Jefe del Departamento de Patrullas de la Ajax Delgado.

Añadió que vamos a estar en todas las actividades deportivas, culturales o religiosas que se desarrollen entre el 31 de diciembre y primero de enero.

El comisionado mayor Valle Valle, manifestó que lo primordial es que en estos días no se registre ninguna muerte, ni por homicidio, ni asesinato y tampoco por accidentes de tránsito, por tanto hizo hincapié en prevenir cualquier circunstancia que ponga en peligro la vida de las familias.

Subrayó que gracias a Dios en Nicaragua existe un gobierno, un presidente Daniel Ortega que se ha preocupado por dotar a la Policía Nacional, de todas las herramientas necesarias para promover una nación más segura.

“Debemos de dar gracias a Dios y nuestro presidente siempre, por la sabiduría y la prudencia, siempre nos ha apoyado con la técnica, con radares, con alcoholímetros, patrullas, motos, para darle seguridad a nuestro pueblo, esos autos son de nuestro pueblo, esas motos son de nuestro pueblo, esos radares son de nuestro pueblo, porque le estamos sirviendo nuestro pueblo”, enfatizó Valle.

Informó que los efectivos de tránsito, estarán ubicados en las entradas y salidas de la capital, en las principales avenidas del país, por lo que recomendó a la población no conducir a exceso de velocidad, no consumir alcohol si va a conducir y solicitó a los padres a no permitir que sus hijos conduzcan motocicletas si andan en estado de ebriedad.

“Hacemos un llamado a los padres, a nuestras madres, a nuestros abuelitos, que no dejen de conducir a sus hijos en estado de ebriedad y sin licencia, porque esa es la tragedia que están ocurriendo, los cementerios están llenos de personas muertas por accidentes, los hospitales están llenos de lesionados, entonces lo que queremos hoy es que haya alegría, unidad familiar, eso es lo que queremos, que estén cenando, bailando y su Policía Nacional trabajando con esa vocación de servicios”, puntualizó el jefe policial.

Detalló que en los últimos días, a 63 conductores se le ha suspendido la licencia por andar en completo estado de ebriedad y a más de 400 motociclistas no portaban licencias, en su gran mayoría jóvenes.