Centenares de compradores aprovecharon este día para realizar sus compras de pólvora que utilizarán en la despedida de año.

En el sector del Paseo Tiscapa, donde se encuentran decenas de comerciantes de pólvora, se están vendiendo viejos, viejas, juegos de luces chinas, entre otros productos pirotécnicos.

Comerciantes y compradores están tomando en cuenta las recomendaciones de las autoridades referentes a la comercialización y transporte de la pólvora.

Augusto Morales, procedente del municipio de Mateare, llegó a este puesto de ventas para aprovisionarse de juegos pirotécnicos.

"Ya vine a hacer las compras para el día de mañana para despedir el año en grande y gozar de esta festividad de año nuevo. Vengo de los anexos de mateare. Allá la despedida de año la hacemos a lo grande, quemamos muñecos y todo, y pasamos en grande esta festividad, siempre bajo las medidas de seguridad que nos establece el gobierno", comentó.

Morales dijo que la principal medida es no darle pólvora a los niños menores de edad y en caso que manipulen algún tipo de pólvora siempre tiene que estar bajo la supervisión de un adulto.

Yolanda Sequeira, también de un municipio de Managua, señaló que este año las familias nicaragüenses deben darle gracias a Dios "porque nos ha permitido llegar a este fin de año celebrando la navidad y gracias a nuestro gobierno que siempre es preventivo y nos ayuda a pasar una buena navidad y una feliz navidad".

Comentó que una de las medidas preventivas al usar la pólvora es manipularla prudentemente y en los lugares adecuados.

Además, indicó que el uso de la pólvora es tradicional en los festejos nicaragüenses."Siempre año con año compramos la pólvora para celebrar con entusiasmo, mucha alegría y en familia esperando el año nuevo en prosperidad", indicó.

Pequeños comerciantes optimistas con ventas de pólvora

A los establecimientos de pólvora ubicados en el Paseo Tiscapa, también llegan minoristas que venden pólvora en comunidades y municipios.

Sergio Blas, procedente de una de las comunidades de Managua, comentó que el 24 la venta de productos pirotécnicos fue buena.

"El 24 me fue regular gracias a Dios, para mañana esperamos que nos vaya mejor, llevo luces véngalas, carga cerrada, arbolitos, candelas romanas y todo lo que se vende más", indicó.

El viejo se quiere ir con su vieja

Este año los comerciantes de pólvora tuvieron el ingenio de ofrecer viejos y viejas para que sean quemados en fin de año.

Francis Fúnez, de luces chinas el halcón, indicó que es tradición de ellos vender los viejos que son una señal del año que está finalizando.

"Este año me ha ido bien y hemos estado vendiendo, los viejos ya van de viaje y como no quieren irse solo se van con su vieja", comenta Francis. El costo de los viejos es de 600 córdobas la unidad.