También brindó sus gracias a la Arquidiócesis de Managua, de Matagalpa y otras regiones del país por acompañarlo a realizar su labor pastoral, enseñando el camino de la paz y sobre todo el rumbo de la palabra de Dios.

“Quiero dar agradecimiento a mis hermanos obispos que durante 24 años también me han manifestado la amistad y el cariño”, citó Brenes, recordando que ha estado en muchas parroquias del país, donde también ha recibido el amor de la feligresía católica y cristiana.

Agregó que a lo largo de su vida ha tenido muchos retos, pero el principal es lograr hacer de su ministerio “un presbiterio en unidad, a partir de lo que el Concilio Vaticano II nos habla, que es construir una verdadera fraternidad sacerdotal”.

A la homilía asistieron decenas de capitalinos como el joven Mario Moncada, para quien Monseñor Brenes, es un ejemplo a seguir para todos las familias nicaragüenses.

Este joven católico asegura que Brenes es un buen guía espiritual, que constantemente está en contacto con los fieles de todas las parroquias de la capital y de otras ciudades del país.

“Es un excelente guía espiritual porque se acerca a la población, va a los barrios de Managua, a los barrios de Masaya, de Carazo y esta relación que ha cultivado con toda la feligresía católica e incluso con todos aquellos que no son católicos, ha sido positiva”, mencionó Moncada.

La señora Lidia Rodríguez, originaria del barrio San Sebastián calificó a Monseñor Leopoldo Brenes, como un guía espiritual que ha sabido conducir a la feligresía, por el camino de reconciliación, paz y de amor profundo por Dios.

“Considero que ha sido un buen guía espiritual y eso es muy importante, porque hoy día la juventud está muy descarriada y todos necesitamos un guía espiritual y eso lo ha hecho Monseñor Leopoldo Brenes”, consideró Rodríguez.

Monseñor José Leopoldo Brenes Solórzano nació en la ciudad de Ticuantepe, el 7 de marzo de 1949. Monseñor Brenes es hijo del matrimonio conformado por el señor Leopoldo Brenes Flores y doña Liliam Solórzano Aguirre. Tiene tres hermanos: Rosario Auxiliadora, Carlos Fernando y Lilli Pamela

Fue ordenado sacerdote el 16 de agosto del año 1974, siendo nombrado Obispo Auxiliar de Managua el 19 de febrero de 1988 y en diciembre de 1991, fue nombrado Obispo de Matagalpa.

En el año 2005, el Santo Padre Juan Pablo II le nombró Arzobispo de Managua, posición en la que ha promovido el amor, la reconciliación y la unidad de las familias nicaragüenses.