Según un comunicado del organismo, la reunión extraordinaria de la OEA se realiza en Washington para "tratar la situación entre Ecuador y el Reino Unido".

El Canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, anunció este jueves que su país otorgaría el asilo al australiano Julian Assange, quien se encuentra en la embajada de la nación sudamericana en Londres.

El diplomático destacó que Assange es un profesional de la comunicación a favor de la libertad de expresión, que compartió con el público información privilegiada y agregó que información recolectada por Ecuador evidencian que existen indicios de retaliación que pueden poner en riesgo la seguridad y vida del periodista australiano.

“Las autoridades ecuatorianas tienen la certeza de que existe la posibilidad de extradición de Julian Assange a un tercer país, donde no le garantizarán sus derechos”, añadió Patiño.

Asimismo, comentó que “si bien el señor Assange debe responder por la investigación abierta en Suecia, el Ecuador está consciente que la fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria que impidió al señor Assange el total ejercicio del legítimo derecho a la defensa”.

Tras este anuncio, Suecia llamó embajador ecuatoriano en Estocolmo para que explique sobre las acusaciones de parcialidad de la justicia sueca que Quito esgrimió como una de las razones para conceder este jueves asilo Assange.

El portavoz de la Cancillería de Suecia, Anders Jörle, dijo que “se espera al embajador de Ecuador en el ministerio lo antes posible. Las acusaciones que el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, virtió son graves y es inaceptable que Ecuador quiera detener el proceso judicial sueco y la cooperación judicial europea”.

Además de la OEA, los cancilleres de la la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) llamaron también a una reunión extraordinaria sobre el tema Ecuador Reino Unido.