En el análisis del discurso que el Comandante Daniel dictó momentos antes de que el FSLN inscribiera a la alianza y a los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales para participar en las próximas elecciones, se destaca que la lucha del partido sandinista no es por los cargos, sino por un proyecto de mayorías cuya fortaleza reside en el modelo de alianzas y consensos, basado además en principios Cristianos, Socialistas y Solidarios.

El analista político William Grigsby, durante una entrevista realizada en el programa En Vivo del periodista Alberto Mora, explica que, en su discurso, el Comandante Daniel reivindicó que la base del FSLN es la fortaleza del partido; por esa razón, la base que la conforman todos los movimientos sociales, trabajadores, jóvenes, mujeres, campesinos, entre otros, deben estudiar, interiorizar y asumir lo que dijo Daniel en su mensaje.

Grigsby asegura que cuando Daniel leyó la resolución sobre las alianzas del partido, se esboza un concepto diferente del Frente Sandinista, el cual ha dejado atrás el sectarismo e invita a todos los sandinistas a profundizar en esta apertura hacia todas las ideas.

“Esa recuperación de la amplitud, que debemos tener en nuestras ideas y en nuestras filas es muy importante, y el Frente lo ha demostrado en estos 6 años que lleva Daniel en la Presidencia”, comentó Grigsby.

Asimismo, el analista político destacó la fortaleza espiritual y moral del Frente Sandinista que es necesario rescatar y que el Comandante Daniel expuso cuando recordó que al inicio de la lucha del Frente Sandinista nadie andaba pensando en ocupar cargos, sino en buscar la mejoría del pueblo nicaragüense.

“Es importante lo que nos dijo Daniel, la manera como lo dijo, el tono en que lo dijo, que fue un tono con firmeza, con medida: aquí lo importante es el proyecto. Dice: nosotros somos transitorios, lo que queda es la fortaleza de las ideas”, recordó Grigsby y agregó que tal como lo señala el líder sandinista, “nosotros podemos estar en un cargo o no, pero lo importante es que luchamos por esas ideas y la escancia de esas ideas es que la gente viva mejor, que deje atrás la pobreza y que pueda construir su propio futuro”.

Por tal razón, aseguró que en la medida en que el Frente Sandinista gane más alcaldías, habrá más coordinaciones con el gobierno nacional para acercar los programas sociales a la gente.

Grigsby hizo un llamado para que algunos militantes sandinistas aprendan a deponer sus aspiraciones personales por encima de los principios y por encima del objetivo de que la gente viva mejor.

“A veces se nos olvida y creemos que solo podemos ser militantes o dirigentes si tenemos un carguito. Y siempre andamos recuperando viejas victorias para justificar posiciones políticas, eso no es así”, afirmó.

“La militancia, como nos han enseñado nuestro dirigentes, se valida con la lucha de todos los días”, explicó Grigsby y recordó que si bien en  1979 el poder se ganó a balazos, ya en el año 2006 y 2011 se ganó por medio de los votos, y en esas luchas los jóvenes han sido protagonistas de la victoria del Frente Sandinista.

Además explicó que el Frente Sandinista utilizó un criterio amplio al momento de seleccionar las propuestas de candidaturas, las cuales no se limitan a la militancia en el partido sino que se trata de buscar a la persona más indicada para ir al Concejo Municipal, en ese sentido dijo que estos concejos municipales deben convertirse en un parlamento municipal, donde se discuten todos los problemas de la comunidad.

Para Grigsby, lo importante del proceso electoral municipal del 4 de noviembre, es que el Frente Sandinista salga más fortalecido. Indicó que hoy en día un proyecto revolucionario se fortalece con la adhesión electoral expresada en votos.

“Aquí no importa el rival, lo que importa es convertir en una expresión electoral el respaldo que ahí está, que la gente quiere seguir gobernada por el Frente Sandinista; lo que quieren es seguir progresando y hacerlo de la mano del Frente”, aseguró Grigsby.

Además, reiteró el mensaje de la Compañera Rosario Murillo, cuando ha exhortado a que en las contiendas electorales no se destruya la armonía social que durante 5 años y medio ha construido el Frente Sandinista y el Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra.

“Nosotros vamos a ganar desde la armonía, no vamos a pelear con nadie. El modelo Cristiano, Socialista y Solidario significa que nuestros gobiernos municipales, nuestras autoridades llegan a las alcaldías a gobernar para todos, y además llegan a gobernar sin pelearse con nadie, buscando siempre el consenso y negociando con quien haya que negociar, buscando un punto en que todo estemos de acuerdo y vayamos para delante”, expresó Grigsby.

El analista también advirtió que en esta contienda electoral las bases sandinistas deben ser resistentes a las provocaciones y deben buscar la armonía.

Recordó que cuando Daniel invitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a acompañar el proceso electoral, hizo un vehemente llamado a que se le permita ingresar a todas las Juntas Receptoras de Votos (JRV). “Tenemos que tener cuidado que otras fuerzas políticas lo quieran impedir. Tenemos que ser resistente a las provocaciones, como lo demostramos el año pasado”, señaló Grigsby.

Enfatizó que la armonía se busca no solo desde la posición de gobierno, sino también desde la posición de militante. “Nosotros tenemos que encarnar al modelo y ser personas que reúnen a la comunidad no la desunen,  que buscamos el consenso en la comunidad y no que buscamos el pelito... Nos unen los principios,  la lealtad a los principios, al proyecto, al ideario, en busca de eso buscamos la cohesión y  la unidad de la comunidad en torno a ese proyecto, en lugar de andar buscando como imponer las posiciones”, finalizó.