La doctora Mejía Montenegro, subdirectora del centro hospitalario, recordó que de los intoxicados, cinco niños, “de los cuales nosotros atendimos cuatro, que son los que nos trajeron el día de ayer, uno de ellos llegó al medio día y los otros tres llegaron en la madrugada del día de hoy en condiciones bastante delicadas, deshidratados, con alteraciones de su estado general”.

De acuerdo a la galena, se tomaron las medidas generales el menor, a quien se le puso antibiótico de amplio espectro, al tiempo que se le hidrató por vía intravenosa.

Destacó la subdirectora del Vélez Paiz que los cuatro niños, de los cuales tres son hermanitos, “de momento, gracias  a Dios, están respondiendo muy bien al tratamiento,  a las diez de la mañana se les inició la vía oral que toleraron muy bien, ya el cuadro ha mejorado muchísimo”.

Según la compañera Mejía Montenegro, los estudios que realizan los médicos del Vélez Paiz orientan hacia un proceso viral y no a nada bacteriano, pero aseguró que el caso está tratándose como un problema de intoxicación alimenticia por la ingesta previa que la familia hizo de un tipo de alimento específico.

Hace énfasis en buenas condiciones higiénico-sanitarias

A la vez la doctora enfatizó en que sean mejoradas las condiciones higiénico-sanitarias de los hogares y añadió que “siempre hacemos hincapié en el lavado de manos, en el lavado de los alimentos previo a la preparación y a su ingesta, así como en el lavado de manos después de ir al servicio, una adecuada cocción de los alimentos y en el aseo del hogar y en la higiene personal”.

“Estas cosas nos pueden evitar muchas situaciones que después tengamos que lamentar, otra cosa que a mí me gustaría hacer énfasis es recomendarle a los padres, en cualquier situación de salud, es que inmediatamente lleven a sus pacientes a la unidad de salud más cercana que tengan”, recomendó la galena.

Atención total

Señaló la doctora Mejía que el gran problema en el caso de la familia afectada en Ciudad Sandino, es que ellos acudieron después de 48 horas de haber iniciado los síntomas y dos de los niños vinieron en condiciones muy delicadas, "por lo que pudimos tener resultados muy desfavorables”.

“Gracias a Dios, a las acciones inmediatas que se realizaron, los niños están bien, todo lo que ellos están necesitando, el hospital se los está proveyendo, inclusive de pañales desechables, alimento para los familiares que están acompañando y vamos a apoyar en todo lo que sea necesario porque es la orientación que tenemos de nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional”, enfatizó la doctora Mejía Montenegro.