La cisterna, que descargaba combustible dentro de una instalación militar, estalló y también ocasionó averías a tres autos y daños menores a un edificio del Sindicato de Trabajadores, que colinda con el área del atentado.

A escasos 40 metros del lugar se alza el hotel Dama Rose, que sirve de cuartel a la misión de observadores de las Naciones Unidas en Siria y el parqueo de los autos de ese grupo, segun apreció Prensa Latina.

Presuntamente el transporte de combustible entró al área, cuyo acceso es custodiado por efectivos militares, y la bomba que estaba colocada en él fue detonada a distancia.

Mientras, momentos posteriores a la detonación, un helicóptero sobrevolaba zonas del barrios de Rokn Ad Dien, descargando cortas ráfagas de ametralladoras contra un lugar donde se ocultaban remanentes de bandas armadas que habían escapado de otras zonas de la capital.

Informes de última hora indican que en la ciudad de Alepo, a 350 kilómetros al norte de la capital, prosiguieron en horas de la madrugada las batidas de tropas gubernamentales contra los insurgentes aunque ya al amanecer dejaron de escucharse disparos y explosiones en los barrios de la periferia.

Sin embargo, un pequeño artefacto explosivo detonó cerca del cine Ugarit, en el centro de esa urbe, ocasionando la muerte de cuatro personas y algunos daños materiales, aunque la situación de normalizó a los pocos momentos.

Asimismo fuerzas gubernamentales destruyeron hoy la sede de operaciones de los grupos terroristas armados en la localidad de al-Tal, en Damasco-Campo, según dijo una fuente oficial.