El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ha dado a conocer imágenes satelitales, tomadas el 9 de diciembre, donde se muestra que la actividad explosiva del volcán Momotombo había disminuido.

En las imágenes se muestra una disminución de la lava, con fracturas circulares alrededor de la boca del cráter y una cresta de lava que cubre en parte la mitad noreste del cráter, formando un dique de lava.

Se detalla así mismo que la lava ha descendido una distancia aproximada de 3 kilómetros sobre la ladera noreste del volcán, por el mismo canal formado en la erupción de 1905. Este canal se ha profundizado, producto del actual flujo de lava.

En la imagen el nuevo flujo de lava está representado en color celeste claro, la lava antigua (erupciones anteriores del volcán) en gris oscuro y la vegetación se presenta en colores rojizos.

Cabe señalar que en los estudios realizados por los especialistas del INETER y expertos del Servicio Geológico de EEUU, la Universidad del Sur de Florida y de la Universidad de Pensilvania, se obtuvo información adicional de mediciones de GPS y de interferencia de radar satelital. Estos estudios indican que no hubo intrusión de grandes cantidades de magma en el volcán y por eso la erupción se quedó en un nivel bajo. Se cree que por el momento el volcán Momotombo no registrará erupción mayor.

Además se espera que su actividad se mantenga con pequeñas explosiones en el cráter o inclusive de la salida de gases y lava por fisuras en el flanco del volcán, en menores cantidades y con poca explosividad. Sin embargo, puede ser que existan otras condiciones que todavía no se han detectado y cambien las perspectivas de su actividad.