En el acto estuvieron presentes Vicepresidente de la República, general Omar Halleslevens; el Jefe del Ejército, Julio César Avilés; Monseñor Eddy Montenegro; representantes de las deferentes instituciones y poderes del Estado; agregados militares de países amigos; y otros invitados especiales.

Daniel condecoró con la Medalla en Honor al Mérito Naval en primera clase, el almirante Raúl Vizcarra Escobar, comandante general de la Armada de la República de Bolivia;  al contraalmirante José Antonio Romero, Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Naval de la República del Ecuador; al capitán de Navío Rafael Armando Guzmán, Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Naval de la República de El Salvador;  y al licenciado Boanerges Fornos, fiscal regional del Ministerio Público de la Región Autónoma Atlántico Sur.

También entregó de manera póstuma la Medalla Honor al Mérito Naval en primera clase al capitán de corbeta Vicente Torres en reconocimiento a su destacada participación como Jefe del Destacamento de Operaciones Especiales Navales; y al marinero Genaro Fonseca Miranda en reconocimiento a su destacada participación en las diferentes misiones en defensa de la soberanía nacional.

Durante la ceremonia, el mandatario igualmente abanderó al destacamento naval de aguas interiores de la Fuerza Naval del Ejército.

Ejército en defensa de las familias

Daniel manifestó que la Fuerza Naval es una pieza fundamental no sólo para la defensa de la patria, sino también para la protección de las familias nicaragüenses en distintas labores humanitarias, como en la recién pasada emergencia ocurrida en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Señaló que el trabajo de la Fuerza Naval demanda mucho sacrificio al igual que la de todo el Ejército.

“La labor, el trabajo de los compañeros de la Fuerza Naval los hace distanciarse mucho más tiempo de la familia”, indicó Daniel señalando lo difícil que es para los compañeros de la Fuerza Naval comunicarse con sus familiares cuando ejecutan sus misiones.

El comandante Daniel saludó de manera especial al Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Naval de la República de El Salvador al capitán de Navío Rafael Armando Guzmán, país que actualmente realiza prácticas navales conjuntas junto con la Fuerza Naval de Nicaragua.

Indicó que El Salvador, Honduras y Nicaragua tiene como reto convertir el Golfo de Fonseca en una zona de paz, desarrollo y progreso para las comunidades.

El sueño del SICA


En este sentido, reiteró la necesidad de que se avance en concretar el sueño de una patria común centroamericana, a partir de los procesos de integración regional del SICA.

Daniel indicó que esto suena como una utopía, y recordó que a eso igualmente sonaba el sueño de Bolívar hace 200 años cuando el libertador pregonaba la unidad de los pueblos de América Latina y el Caribe.

Hoy ese sueño, sostuvo, se está haciendo realidad a partir del diciembre del 2011, cuando en Venezuela se conformó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Integración latinoamericana y caribeña es la más avanzada del mundo


El mandatario nicaragüense expresó su admiración al pueblo de Bolivia y a su presidente Evo Morales, quien está haciendo realidad también otra utopía, como es la de que un líder indígena asumiera la presidencia de ese país, aún a pesar de que Bolivia cuenta con una gran mayoría de población indígena.

“Evo llegó para transformar, para liberar a todo el pueblo, indígena y no indígena, a todos por igual, pero es el hecho milagroso de un líder indígena al frente del estado plurinacional de Bolivia”, dijo, recordando que Evo no titubeó al sumarse a Alba junto al comandante Fidel y  al comandante Hugo Chávez.

Recordó que luego de Bolivia se fueron sumando al Alba otros países caribeños, entre estos Nicaragua, que firmó su adhesión el 11 de enero del 2007, un día después de la toma de posesión del Frente Sandinista.

Daniel recordó así mismo la importancia para el bloque la incorporación de Ecuador, a través de su presidente Rafael Correa.

Para Daniel existe una voluntad política de luchar integración de los pueblos latinoamericanos y caribeños bajo un proceso que “es el más avanzado por sus propuestas de justicia, de complementariedad, de solidaridad”.

Es “el más avanzado que existe en estos momentos no solamente en las Américas sino en el mundo”.

Declive del modelo capitalista

“Si en el mundo, y para no ir muy lejos, si los Estados Unidos, si Europa que hoy está sumida en una profunda crisis se decidiera por aplicar los mecanismos de solidaridad, de complementariedad, de comercio justo que aplica el Alba, Europa tendría allí, y tiene allí, los instrumentos para salir de la crisis y darle a los pueblos europeos el trabajo que hoy tanta falta les hace, y darle a los pueblos europeos el beneficio y el bienestar que hoy están perdiendo”, dijo recordando sin embargo, que eso significaría abandonar el modelo neoliberal al cual continúan aferrados y al cual intentan resucitar los lideres capitalistas.

“La vida les está demostrando que ese modelo que llegó a su máximo desarrollo, a su máximo de esplendor, ya entró en un declive total”, sostuvo.

Finalmente el comandante recordó el origen sandinista de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, y rememoró  como recién el triunfo de la Revolución en 1979 viajó a Bilwi y de allí empezó un recorrido junto a la compañera Rosario y el comandante Lumberto Campbell por todo el litoral caribeño nicaragüense a bordo de una embarcación que hasta ese entonces había sido un instrumento de la dictadura somocista, pero que a partir de ese entonces le pertenecía al pueblo.

El mandatario manifestó que solamente en paz y con estabilidad es que se pude seguir construyendo esta nueva Nicaragua en beneficio de los más pobres.

Recordó en este sentido que la paz es el mejor tesoro que tiene Nicaragua, la cual fue conquistada por la Revolución Sandinista, de donde nace el Ejército Nacional y la Fuerza Naval.