Las políticas del Gobierno, ejecutadas a través del Ministerio de la Familia, han garantizado que más familias nicaragüenses logren resolver sus conflictos a través de las consejerías tempranas.

En el caso de la niñez, una prioridad para la institución, se logró en el 2015 que 108 niños y niñas restituyeran su derecho a crecer bajo el amor de una familia mediante los procesos de adopción.

Asimismo, a la fecha se han logrado 16 mil 685 pensiones alimentarias tramitadas en el Ministerio por medio de la vía de la conciliación.

La compañera Marcia Ramírez, explicó que estos niños y niñas empezaron a gozar de los derechos que sólo el Gobierno Sandinista ha priorizado, a través de las campañas y acciones que se ejecutan dentro de la institución.

“Este año se han ampliado mayores números de teléfono, diez accesos hay a la línea (133) para que nadie esté en espera y desde la línea también hacemos consejería familiar”, indicó.

“18 mil 825 niñ@s y adolescentes del Programa Amor recibieron acompañamiento para su ingreso al sistema escolar, con un seguimiento permanente para que no desertarán y promovieran el año escolar”, detalló.

Marcia enfatizó que unos 9,900 niños menores de 6 años fueron atendidos en la Red de Centros de Desarrollo Infantil a nivel nacional.

Otro logro importante, que ha sido fundamental para promover valores en las familias, fue el fortalecimiento y presencia directa en cada municipio del país con el aumento de psicólogos, trabajadores sociales, abogados de la Niñez y la Familia.

“Se logró disminuir el tiempo de espera en cuanto al pago de pensiones alimenticias, ya que logramos automatizar el sistema de pensiones con un procedimiento más moderno”.

“Se hizo todo un proceso de formación de los Gabinetes de la Familia a nivel nacional, cinco ciclos de formación en los que ellos pudieron replicar, de manera que pudimos estar en todo el país”, dijo Marcia.

Desafíos para el 2016

“Necesitamos siempre mejorar el sistema de adopción, mejorar los procesos judiciales para declarar a los niños en desamparo en el menor tiempo posible para que cada vez estén menos tiempo en los centros, esa es una preocupación permanente que tenemos, porque sabemos que cada día que un niño está en un centro está privándose del amor de una familia”, añadió.

Dentro de las acciones que vienen ejecutando y que retomarán con mayor énfasis en el 2016, están las conciliaciones, estas serán profundizadas para que no solo sea el espacio donde se determina cuánto se va a pasar de manutención, sino que en ese periodo se brinde consejería para evitar conflictos y violencias por situaciones de desavenencias posteriores.

“En el año que viene vamos a fortalecer toda la seguridad a lo interno de la familia con la promoción de valores para que las familias se apropien de ese sentido de protección que incluye la vigilancia permanente a los niños más chiquitos, accidentes de tránsito, toda la comunicación con los niños más grandes para que la familia esté pendiente sobre qué hacen o dónde andan”, subrayó.

La restitución de derechos en el caso de abuso, negligencia, refugio, adicciones, explotación sexual, total desamparo y maltrato, se están trabajando de manera cercana con las consejerías de las comunidades educativas.

“También ha habido todo un trabajo que lo hemos llamado retorno amoroso en el que hemos logrado disminuir el número de centros de protección de una manera significativa, tenemos menos de cincuenta y encontramos más de 200 en el 2007, habían 6 mil niños internos y ahora tenemos 600 que en su mayoría son adolescentes que se quedaron con nosotros”.

La compañera Marcia Ramírez, culminó señalando que con el modelo de responsabilidad compartida y