Como parte de esta peregrinación, jóvenes y adultos partieron la mañana de este martes con destino al Volcán Cerro Negro, donde levantaron un altar en honor a la Virgen María y en pleno mediodía rezar y celebrar la Gritería “Chiquita”, desde el punto donde se originó en 1947 la Purísima de Penitencia que el Obispo de la Diócesis de la ciudad de León, Monseñor Isidro Oviedo y Reyes, prometió a la Madre de Jesucristo para que cesara la actividad del volcán que estaba afectando a León y sus alrededores.

Según Jacinto Sebastián Salinas, presidente del Gabinete Municipal de Turismo de León, esta actividad es una iniciativa de la Cooperativa Pilas del Hoyo y se realiza por primera vez en la historia en búsqueda de rendir homenaje a la Virgen María, levantando un altar y festejar con cantos, dulces y pólvora en las faldas del Volcán Cerro Negro.

“Esta fue una idea de nuestra cooperativa, celebrar los 65 años de la erupción volcánica, celebrarla en las faldas del Cerro Negro, porque es aquí donde nace la verdadera historia de la celebración de la Virgen del 14 de agosto, en vista que este cerro fue el que hizo erupción y destrucción y por penitencia se hace la Gritería”, manifestó Flora Danelia Velásquez, presidenta de la Cooperativa El Hoyo.

Velásquez expresó que para ellos como cristianos y leoneses, desarrollar este tipo de eventos religiosos culturales es un verdadero honor demuestra la fe y el fervor religioso del pueblo que agradece a la Virgen María por ser la protectora de los nicaragüenses, en especial de los leoneses.

“Para nosotros es una forma de demostrar a nuestra Madre Santísima en agradecimiento a esa bendición que nos dio y yo me uní a esta peregrinación porque quería conocer el lugar de los hechos de 1947 y espero que esto se continúe, porque es una iniciativa muy buena que se puede transmitir en la juventud”, dijo Eugenio Dávila.

“Una de las razones por las que yo decidí venir es porque como joven me interesa muchísimo lo que es la cultura y el rescate de nuestra identidad y por supuesto la celebración del 14 de agosto es parte de esa cultura que tenemos los leoneses”, comentó Reynaldo Bordas.

Edith Palma Flores, vicepresidenta del Gabinete de Turismo, afirmó que esta celebración permitirá irles transmitiendo a las futuras generaciones amor y respeto por las tradiciones culturales y religiosas del pueblo leones, partiendo de la conmemoración de la Gritería de Penitencia y poder festejar esta tradición cristiana desde donde nació la idea de la Gritería.