Este plan de reconvención laboral propone la eliminación de la pesca artesanal utilizada históricamente en la pesca de langosta con la técnica del buceo, por un método más seguro llamado nasa con el que se captura los mariscos con mayor seguridad para los buzos.

El plan de reconversión técnica y ocupacional para el buceo fue elaborado con el fin de buscar alternativas productivas a los pescadores de langosta que capturan este recurso a través del método del buceo, lo que les permitirá insertarse en otras actividades productivas para garantizar su desarrollo económico familiar y comunitario, disminuyendo los impactos, sociales y ambientales, generados por la actividad, procurando mejorar la calidad de vida de los pescadores buzos.

El presente plan surge de la necesidad de dar repuesta a la erradicación del buceo de acuerdo a la Ley 613 “Ley de protección y seguridad a las personas dedicadas al buceo” que prohibía la actividad de buceo a partir de enero del año 2011 periodo que fue extendido hasta el año 2013 según Ley 753 “Ley de reforma al artículo 16 de la Ley

Rosales y otros funcionarios de Inpesca, se reunieron con los diputados de la citada comisión, a explicar el avance que han tenido con el Plan de Reconversión Laboral y Ocupacional, pero advirtieron que requieren de mayor tiempo.

También informó que actualmente han logrado modificar siete de 26 embarcaciones que posibiliten una faena más segura a los pescadores cuando se encuentran en alta mar.

“El Plan requiere de mucho financiamiento y se está trabajando a través de la Secretaria de Cooperación Externa de la Secretaria de la Presidencia en buscar esos fondos a través de programas de países que nos apoyan, para llegar hacer realidad el Plan que requiere 18 meses para poderlo completar”, mencionó Rosales.

Detalló que se necesitan de 23 millones de dólares para ejecutar en su totalidad este plan, que viene a beneficiar a más de tres mil buzos.

“Lo que hemos hablado es que se requiere más tiempo de lo estipulado en la reforma a la ley, para que podamos cumplir con lo que nos ha mandado que hagamos la Asamblea Nacional”.

El Presidente de la Comisión Laboral, Alberto Lacayo indicó que están trabajando de la mano con Inpesca, para tratar de solventar la situación del sector pesquero y estos puedan ejecutar el plan de reconversión en el menor tiempo posible.

A principios del 2011 se aprobó una reforma a la Ley de Protección y Seguridad a las Personas Dedicadas a la Actividad del Buceo, donde se prorroga por dos años la pesca de langosta y cualquier recurso marino para fines comerciales por medio de buceo a pulmón.

En este plazo la Comisión de Asuntos Laborales y Gremiales dará seguimiento a las instituciones competentes para que presenten los programas ocupacionales que mejoren las condiciones de trabajo de este sector, convirtiéndola en fuerza calificada y certificada para lograr esta reconversión.

Se calcula que hay alrededor de 2,209 pescadores que se dedican a la actividad de captura de langosta por el método del buceo, ya sea esta artesanal o industrial incluyendo a cayuqueros y personal de tripulación. Esta actividad la realizan en 19 embarcaciones industriales y 253 embarcaciones artesanales.

En nuestro país, los trabajadores del buceo para la captura de la langosta se concentran en las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica y se estima que un 98 % de éstos son miembros de la etnia Miskita operando en las zonas de pesca de la RAAN. El buceo a pulmón es una actividad tradicional de las comunidades miskitas de la Costa Caribe.