El Cardenal Leopoldo Brenes celebró junto a las familias católicas de la Comunidad Piedra Menuda, en el municipio de Masaya, el 484 aniversario de la Aparición de la Virgen de Guadalupe, Emperatriz de América.

A lo largo y ancho del territorio nacional las familias devotas de la Virgen María en la advocación de Guadalupe, realizaron procesiones, misas y otras actividades para homenajear a la morena de América.

En la pequeña comunidad rural de Piedra Menuda, las familias remozaron la pequeña capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe y en horas de la tarde acompañaron al Cardenal Brenes en el servicio religioso que oficio en honor a Santa María de Guadalupe.

Giomaria Silva, pobladora de Piedra Menuda, dijo que las familias de la comunidad se convocaron con mucho amor y cariño para celebrar a la Virgen de Guadalupe.

"Siempre la celebramos con mucho fervor y alegría. Le pedimos que nos haga muchas maravillas, aquí se han vivido sus maravillas. Esta es una capillita sencilla y ahora miren con que alegría esperamos al Cardenal para celebrar la Misa", comentó.

Daysi Hernández, explicó que todos los católicos reconocen que tenemos una madre en el cielo que es la Virgen María.

"Muchos de los que estamos aquí hemos recibido muchos milagros de ella, por eso estamos todos los años con ella aquí siempre en estas celebraciones , acordándonos de su aparición a Juan Diego en México", indicó.

Hernández relató que ella fue sanada de enfermedades muy difíciles cuando los médicos ya no tenían respuesta. "En el caso mío lo puse en las manos de la virgencita Guadalupe a mi paciente pidiéndole que me la prestara otros años más y le diera la sanidad. Eso fue un hecho, una realidad que yo miré, ahora tiene 9 meses de haberse levantado de la cama en la que estaba con un derrame cerebral, por eso le doy gracias a la Virgen porque me hizo el milagro, sigue haciendo milagros y por eso estamos aquí peregrinando", explicó.

Carla Ruiz, miembro de la Pastoral Juvenil de la pequeña capilla, dijo que los jóvenes le piden a la virgen por la paz, y que más jóvenes se entreguen al amor de Dios y que participen en la iglesia. "Que el amor, la paz y la tranquilidad reinen en Nicaragua y que Nuestra Señora de Guadalupe siga con su manto llenándonos de su gran amor como Madre", indicó Ruiz.

Por su parte, el Cardenal Leopoldo Brenes indicó que en este día todos los pueblos del mundo demuestran el amor a la Virgen en sus diversas advocaciones.

"Todos acabamos de terminar de celebrar la Purísima Concepción y tres días después ya estamos celebrando también a la Virgen de Guadalupe que une a todo el continente americano. El Papa Benedicto la llamó la emperatriz de América y de Filipinas, porque todos estos pueblos además que tienen su advocación propia, también celebran a Santa María de Guadalupe", recordó Brenes.

"El Papa Francisco hoy por la mañana ha celebrado en El Vaticano, creo que por primera vez ha querido unirse a todo el continente para celebrar a nuestra Madre Santísima la Virgen de Guadalupe. Todo eso es una muestra grande de cariño de amor y de cercanía que el pueblo de América tiene par la Santísima Virgen", añadió el Cardenal Brenes.