Los altares confeccionados a la Virgen María por el Gobierno Sandinista, lucen todavía todo el colorido que inspira el fervor mariano en la Avenida de Bolívar a Chávez, que es visitada aún por miles de nicaragüenses atraídos por estas verdaderas obras de arte.

Las representaciones que evocan iglesias y paisajes nacionales engrandecen la imagen de la patrona de Nicaragua, respetada y amada por todo su pueblo.

La seguridad en la Avenida es otro de los factores que inspiran vista el lugar con gran tranquilidad. Una testigo de esto es doña Martha Fonseca.

“Muy tranquilo, muy acogedor para las familias, para los niños. Hay mucha seguridad por lo que he visto”, afirmó.

“Ando con mis hijos, andamos disfrutando todos los altares y en compañía de esto que vean y disfruten de esto (…) hay muchos altares donde hay que disfrutarlos, hay que tomarles fotos. Mis hijos es lo que más adelante es lo que van a recordar”, aseguró por su parte Jorge Saravia.

Luis Hernández, guatemalteco y de madre nicaragüenses, afirmó que visitar el país luego de 15 años y encontrarse con el espectáculo que ofrece la Avenida Bolívar adornada con los altares a la Virgen le causó una gran impresión positiva.

“Verlo ahora está chilero, está bonito y por eso nos trajo para revivir esos recuerdos de chiquitos. Están muy hermosos la verdad porque muestra el arte de Nicaragua y es bonito que lo den a conocer al público y a los turistas”, afirmó.

Los Altares a la Purísima Concepción de María fueron instalados para el disfrute de las familias en la Avenida Bolívar, a propósito de celebrarse este pasado 7 de diciembre por la noche la tradicional gritería en todo el país. Las estructuras permanecen en el lugar, previo a la instalación de los nacimientos dedicados a la natividad del señor Jesucristo.