El General señaló que el Ejército de Nicaragua lamenta el deceso del compañero policía, y expresó su solidaridad con su familia y con los miembros de la Policía Nacional.

No obstante, dijo que las circunstancias en las que ocurrió el suceso son un hecho aislado y destacó la ejecución de un plan permanente de seguridad y vigilancia que el Ejército realiza en el campo y es apoyado por la Policía.

“Siempre hay buena coordinación y hay un sistema de  patrullaje, hay patrullas que las realiza el ejército en  la zona rurales y hay otras que son patrullas combinadas con la Policía Nacional”, afirmó Avilés.

Dijo que ese sistema de patrullas es mejor conocido como Plan de Seguridad en el Campo, el cual se ejecuta desde el año 2010, cuando la institución decidió incrementar el sistema de  patrullaje ante demanda de los productores  por las afectaciones que habían en el robo de ganado.

“En junio del 2010 hicimos el lanzamiento del reforzamiento  del Plan de Seguridad que consistía en cada 3 o 4 meses incrementar (la vigilancia) con la presencia de al menos  700 efectivos militares procedentes de las unidades del  nivel central a diferentes puntos del país”, detalló.

El General reiteró que en las zonas rurales, hay un despliegue permanente de la policía y del ejército, el cual ha incrementado a su personal desde el abanderamiento y puesta en operación del Batallón Ecológico que se realizó el año pasado.