La ceremonia fue presidida por el Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés,  autoridades del Centro Superior de Estudios Militares y del Ministerio de Salud.

Durante el acto, el doctor Marco Salas Cruz, Subdirector docente del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua, señaló que la gradación fue dedicada a la memoria de Silvia Ferrufino  Sobalvarro, “trabajadora de la salud quien ofrendó su vida en la lucha del pueblo nicaragüense en contra de la dictadura somocista”.

El doctor Salas explicó que la gradación de los 50 enfermeros y enfermeras fue parte de un proceso que   inició el primero de marzo del 2009 con la creación de la  Escuela de Enfermería como un proyecto común entre el Minsa y el ejército de Nicaragua.

“Aquí están concretizados los esfuerzos de ustedes, los esfuerzos de la escuela de enfermería, de sus  familias y de nuestras instituciones”, afirmó Salas.

Dijo que con la gradación finaliza una etapa en la vida de los graduandos, pero inicia una nueva en su formación profesional militar ya que los 50 han optado por alcanzar el grado de licenciados  en enfermería.

Salas reiteró que esta primera promoción de profesionales en enfermería es la primera en el país que cuenta con preparación militar, no obstante aseguró que como trabajadores de la salud todos poseen un profundo sentido de humanismo.

Por su parte el director de Docencia e Investigación del MINSA, doctor Freddy Solís, comentó que en el país existe un déficit de enfermeros y enfermeras, pero al mismo tiempo hay un empeño continuo en la formación de recursos en todos los sectores de la salud.

“El impulso para la graduación de ustedes es un ejemplo que dos instituciones del mismo gobierno revolucionario hacen un esfuerzo para dar respuesta a esta necesidad”, afirmó Solís.

Señaló que ahora ambas instituciones tienen una responsabilidad mayúscula porque el trabajo de enfermería es de trascendental importancia para la atención  de las personas  no solo en la enfermedad, sino también en la prevención de las enfermedades.

“Este ejemplo de trabajo conjunto de instituciones del estado  y un Ejército dispuesto a apoyar el estudio y la superación de los principales hijos del pueblo, nos habla de los tiempos de Paz que ahora nosotros podemos vivir”, aseguró Solís.

Por tal razón, reiteró que “uno de los valores más importante que nosotros tenemos  es que vamos a defender siempre la Paz, la Integralidad del país y la Integralidad y unión de la Familia”.

Avilés: somos el pueblo mismo uniformado trabajando en su propio beneficio

Por su parte el jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, destacó la formación en valores patrióticos y la solidaridad humana cultivada en cada uno de los enfermeros por los profesores y ejercida en sus prácticas en el Hospital Militar.

“Ustedes en los lugares que sean destinados  a prestar su servicio contribuirán con su trabajo a la defensa de la patria garantizando la salud a las tropas, su disposición combativa y realizando tareas de apoyo a la población en jornadas de salud, de vacunación u otras”, afirmó el General.

Recordó que en el Ejército de Nicaragua se cumple con el deber de defender  la soberanía nacional, la integridad del territorio y la independencia, a lo cual se suma ahora la lucha por la salud.

Avilés comentó que esa institución militar avanza en un gran proyecto estratégico para el país como es la construcción del Hospital Militar, “el cual será de gran beneficio para los militares, sus familiares y sobre todo para el pueblo nicaragüense”.

Dijo que en ese nuevo Hospital Militar “se requiere la preparación de recursos humanos calificados y con alto nivel de profesionalismo”,  y explicó que en el marco de satisfacer esas necesidades se crearon  la faculta de medicina y la escuela de enfermería.

Avilés reiteró a los presentes en la graduación, que los profesionales de enfermería y médicos formados por el Ejército de Nicaragua “somos el pueblo mismo uniformado trabajando en su propio beneficio”.

Agregó que con esta graduación se complementa el  esfuerzo que realiza la Facultad de Ciencias Médicas del Hospital Militar, lo cual es posible también gracias al apoyo del Gobierno Sandinista y del Presidente Comandante Daniel Ortega.

Los 50 graduandos además de recibir sus títulos también recibieron sus grados militares de Sub Oficial Primero y Sub Oficial Tercero.