En el último día para celebrar a la Virgen Concepción de María, las familias nicaragüenses se desbordaron por la Avenida de Bolívar a Chávez, para disfrutar de la belleza artística y del amor religioso en cada detalle de los altares.

A partir de las cinco de la tarde, las familias se tomaron la iluminada avenida que vive sus mejores tiempos, con el interés del Gobierno Sandinista de llevar bienestar y felicidad a cada [email protected] nicaragüense.

Los comerciantes por cuenta propia están teniendo buenas ventas, tal como lo confirmó la señora Marina del Socorro Alemán que vendía sabrosos elotes asados y cocidos.

“Las iglesias que hicieron representan a cada una de los departamentos, por eso es que han venido bastante gente y yo lo veo algo bueno. He estado vendiendo desde dos días antes que comenzaran los altares y puedo confirmarte que ha estado buena la venta”, mencionó la señora Reina Castellón que considera que los altares son el lugar perfecto para salir de la rutina.

“¡Para qué…! están bien lindos y mis hijos están peleando porque querían venir y las remodelaciones que hicieron en el parque están buenas, todo está bien bonito y considero que el gobierno está realizando una buena labor educativa y religiosa, los niños están aprendiendo desde pequeños y este gobierno está ayudando con casas, con alimentos, ha hecho buena labor”, mencionó Castellón, quien aplaude todas las obras de progreso que realiza el gobierno.

A lo largo de la Avenida, son miles que recorren por ambos costados de la calle y muchos coinciden en reconocer que el Gobierno se preocupa en que no perdamos nuestras costumbres religiosas y culturales.

“Yo veo bonito estos altares, por lo menos traigo a los chavalos que se vengan a divertir un ratito y aquellos que no sean católicos pueden ver otras cosas en esta lugar que es muy turístico. A mí me gustan estos altares, así uno viene a dar su vuelta con los chavalos”, mencionó doña María Esther Estrada.

Don Mario Ponce que habita cerca de la zona, señaló que el principal mensaje dado por el Gobierno, es que los nicaragüenses deben fomentar el amor por la Madre de Jesucristo en las fiestas de la Purísima y a pesar que hay sus variantes en cada lugar, lo principal es el amor hacia Dios.

“La idea es el compartir, el alegrarse y venerarla a Ella, porque es la madre de Jesucristo, nuestro Señor y la madre de la Iglesia; esto es muy bueno, es inversión del gobierno que gasta en esto y es muy bueno que a la Santísima Virgen María se le dé su lugar”, declaró Ponce.

Este 8 de diciembre, fecha de celebración de la Concepción de María, da paso a la creación de los altares dedicados al Niño Dios, los que también vendrán a promover el amor hacia la figura de Jesucristo.