Los precios petroleros podrían mantenerse bajos hasta 2018, tal como lo consideraron hoy varios expertos, elemento que puede preocupar a muchas naciones productoras.

Esa situación tuvo un empuje hacia la baja luego que en la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de este mes carecieron los participantes de un acuerdo sobre cotas a la producción.

El hecho de que la OPEP no pusiera tope a la cuota de producción de sus miembros en la reunión del viernes, complica el panorama, señaló el especialista Cuneyt Kazokoglu.

La reunión de la OPEP -donde por primera vez desde 2011 no se puso techo a la producción-, indica un margen para miembros como Irán, Indonesia, Iraq y Libia.

Pese a la oposición de países como Venezuela o Argelia, que querrían ver un recorte de la producción para impulsar el alza de los precios, Kazokoglu advierte de que no se espera suban en las condiciones actuales.

La consultora FGE vaticina, por su parte, que los precios del petróleo oscilarán de 40 a 45 dólares el barril en el primer semestre de 2016.

Ello beneficia a los consumidores por el bajo coste del combustible y la energía, pero afectará a los países productores y por lo tanto a la economía global, insistió FGE.

El director de energía global de la Escuela de Negocios de la Universidad de Warwick, Reino Unido, David Elmes, coincide en que los bajos precios perdurarán seguramente un par de años, porque no se esperan intervenciones significativas en el mercado.