Su Eminencia Reverendísima, Monseñor Leopoldo Brenes, Cardenal de Nicaragua, dio por inaugurada la celebración a la Purísima Concepción de María en la arquidiócesis de Managua con el grito de “Quién Causa Tanta Alegría”, desde el atrio de la Catedral Metropolitana en la Capital.

El Cardenal Brenes invitó al pueblo a unirse a “esa tradición de amor, de cariño hacia nuestra madre”, que tiene más de 150 años de haberse iniciado en León, específicamente en el atrio del popular barrio de San Felipe.

“Y año con año, este pueblo católico de Nicaragua, ha ido manifestando este grito que hoy no solamente se lanza en el atrio de la iglesia San Felipe, sino en todos los hogares, en todos los templos y en muchos hogares a las 6:00 de la tarde, un solo grito que se oye hasta el cielo para manifestar la grandeza de este amor, de este pueblo de Nicaragua para con nuestra madre la santísima Virgen María”, agregó Su Eminencia.

Brenes, afirmó además que es hace más de 200 años que en Nicaragua se reza el novenario a la Virgen, pero 400 desde que el pueblo manifiesta su amor a la madre, “ese amor que también es correspondido, ella nos ama tanto, no nos abandona y está muy cerca de cada uno de nosotros”, dijo.

“Qué hermoso es que nosotros como hijos podamos dirigirnos a ella, podamos rendirle culto y que todo el mundo sepa cómo Nicaragua ama intensamente a María. Ojalá que estos 150 años que tenemos de dar este grito se siga realizando”, afirmó Brenes al concluir su mensaje.

La Alcaldesa Managua, Compañera Daysi Torres, quien acompañó el inicio de esta tradición religiosa, manifestó que el Gobierno Sandinista, acompaña al pueblo en alegría, entusiasmo y solidaridad.

“La Virgen es el reflejo de la paz, de las familias, del amor y esto se debe reflejar también en las familias y en la comunidad, por eso decimos que ella anuncia e irradia la paz, anuncia e irradia la alegría. Nos compromete a todos los seres humanos a ser mejores personas”, explicó Torres.

De acuerdo al Cardenal Brenes, este año el novenario tiene un carácter especial, porque este 8 de diciembre, el Santo Padre, el Papa Francisco, inaugurará el año de la misericordia, cuando en Nicaragua, junto a todas las catedrales del Mundo, se abrirá la Puerta Santa.